BAQUIA

¿Por qué el iPhone 5 pasa de NFC?

Iphone5-nfc2

Los partidarios de los chips NFC, tecnología que pretende sustituir en un futuro a las tarjetas de crédito como medio de pago, esperaban que Apple se sumase al proyecto e incorporase el servicio en su nuevo iPhone 5, al igual que están haciendo los fabricantes de teléfonos móviles más importantes, como Samsung con su Galaxy S III.

Algunos pensaron que el Passbook de Apple sería el compañero ideal para la tecnología NFC, pero Apple optó por no incluir esta característica en el iPhone 5. Passbook se basa en la transmisión de datos de pago a través de códigos de barras, y se puede utilizar para almacenar tarjetas de fidelidad y tarjetas de regalo, además de otros documentos como las tarjetas de embarque, e incluso entradas para partidos de béisbol.

Ahora bien, ¿cuál es realmente el motivo de Apple para no integrar NFC? ¿Se trata de una medida cautelar para ver cómo evoluciona NFC durante este año e integrarlo en el futuro iPhone 6, o simplemente se trata de un problema de diseño?

En una entrevista de All Things D a Phil Schiller, vicepresidente senior de Apple, éste explica que “Passbook hace el tipo de cosas que los clientes necesitan hoy en día", de forma ajena a los sistemas comerciales de pago como NFC. Según parece, el directivo de Apple tiene sus dudas ante NFC, y si es la solución para los problemas actuales.

Por su parte, un patrocinador de NFC aseguró que la compañía podría llegar a lamentar esta decisión. Sin embargo, varios expertos de pago por móvil afirmaron que Apple probablemente haya hecho una buena elección por el momento, debido al lento despliegue de la tecnología NFC, especialmente en EEUU: sólo el 2% de los comerciantes del mundo están equipados con terminales lectores de NFC, según Computer World.

Al igual que muchas otras nuevas tecnologías, NFC se ve obstaculizada por un problema de costes. Algunos fabricantes de teléfonos móviles como Apple se niegan a asumir el esfuerzo tanto técnico como económico necesario para integrar chips NFC en sus dispositivos. Además, podríamos estar ante un incurable círculo vicioso: los fabricantes no tienen intención de incorporar la tecnología hasta que un gran número de comerciantes acepte este sistema de pagos, mientras que muchos comerciantes no habilitarán este sistema hasta que los chips se instalen en la mayoría de terminales de sus consumidores.

Por otro lado, Apple también ha renunciado a incorporar en su nuevo iPhone los sistemas de carga inalámbrica, que ya han sido adoptados por alguno de sus competidores como Nokia, que incorpora esta tecnología en el Lumia 920.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios