El IPv4 se jubila por falta de capacidad, llega IPv6

Tras treinta años de usar la tecnología IPv4, el protocolo está llegando a su fin por falta de direcciones disonibless. La solución es adoptar el nuevo sistema IPv6, que prestará el mismo servicio subsanando la falta de espacio para nuevas direcciones que sufre la anterior versión y que está disponible desde hace ya una década.

Según un estudio de RIPE NCC (Centro de Coordinación de redes IP europeas y de Asia Central), el protocolo habría utilizado ya su último bloque de 16,8 millones de direcciones, agotando así las posibilidades de IPv4.

Esto significa que los proveedores de servicios de Internet y las grandes empresas tendrán que invertir en nuevos equipos y software pero, si todo va bien, el usuario normal no debería notar ningún cambio.

Los embriones de IPv4 se remontan a los años sesenta aunque no dio el salto a la fama hasta 1981, cuando se estandarizó y comenzó a prestar servicio a más de 4.000 millones de direcciones. “En los comienzos de Internet parecía muy poco probable que el espacio de direcciones IP fuera un problema”, declaró Axel Pawlik, director de RIPE NCC. "Las limitaciones del espacio de direcciones IPv4 se hicieron evidentes con el tiempo, y en los últimos años hemos estado monitorizando los suministros, preparándonos a nosotros y a todos los inversores para la siguiente etapa de Internet".

Vintcerf

El nuevo protocolo IPv6, que sustituirá al clásico v4, ofrece más de 340 trillones de direcciones únicas. Vint Cerf, el padre de Internet, declaró en The Telegraph que la demora en el lanzamiento del nuevo sistema podría perjudicar a los smartphones y las tablets y explicó que “la gente se pregunta por qué sus nuevos y pequeños dispositivos no funcionan. Todas la promesas y el potencial de estos dispositivos caerán en error si los ISP no lo aprovechan".

Por su parte, desde RIPE NCC se defienden alegando que más del 50% de sus miembros ya tienen asignada una nueva IPv6, pero admiten que todavía tienen que seguir trabajando y es pronto para dar por concluido el trasvase. Según Pawlik, el nuevo protocolo IPv6 incrementa la cantidad de espacio de direcciones, "ayudando a hacer posible un giro emocionante en la sociedad así como dispositivos conectados a Internet cada vez más sofisticados".

Pero no todos son ventajas. El reciente protocolo tiene como defecto que su velocidad de acceso es un 80 por ciento más lenta que su predecesora, según un análisis llevado a cabo por Compuware. Esta pérdida de velocidad supone un riesgo para la experiencia del usuario y, por lo tanto, a los ingresos de las compañías y a la reputación de marca. Además, la compañía del estudio asegura que puede provocar cambios en la forma de medir y monitorizar el rendimiento.

De momento, el portal Inforworld revela que los piratas informáticos han comenzado a atacar por DDoS a sistemas que utilizan el nuevo protocolo. Mal comienzo para la nueva IP.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios