BAQUIA

Google acusa a Alibaba de piratear Android

Andyrubin

Hace unos días conocíamos la noticia de que Acer se disponía a presentar CloudMobile A800, un smartphone con sistema operativo Aliyun (desarrollado por Alibaba) y orientado a la nube. Sin embargo, las presiones de Google hacia el fabricante taiwanés provocaron la suspensión del acto de presentación. El sistema Aliyun se basa en Linux y pretende convertirse en "el Android chino".

Después del revuelo organizado, Google se ha pronunciado al respecto y ha puesto los puntos sobre las íes acerca de la utilización de su sistema operativo. En un comunicado difundido a través de su blog, el popular buscador declara que aunque el acceso a Android es libre, no ocurre lo mismo con su ecosistema, que está limitado a una verificación siempre y cuando se mantengan los pilares básicos que ofrece.

Andy Rubin, responsable de la plataforma, alegó que si una empresa quiere beneficiarse de la plataforma Android deben garantizar al menos la compatibilidad y no perjudicarla. “Es fácil, gratis y estamos dispuestos a ayudar”, añadió Rubin. Una paradoja si tenemos en cuenta los diferentes problemas de compatibilidad que genera la fragmentación de Android.

Por su parte, Alibaba considera “cuanto menos irónico que una compañía que habla tanto de libertad y apertura esté promoviendo un entorno cerrado”. Aseguran que Aliyun está construido sobre código abierto y promueve el uso de estándares como HTML5 en lugar de apostar por un mercado cerrado de apps.

Somos un ecosistema que incluye a otras empresas de Internet, algo que Android no hace, ya que proporciona aplicaciones a través de descargas. Es el quid del debate entre nube y aplicaciones”, declara John Spelich, responsable de Alibaba. “Así que ya ves: dos ecosistemas en competencia, uno que está abierto a través de la nube, y otro cerrado que restringe a los usuarios a solo las aplicaciones que quieren que veas.”

Según recoge The Telegraph, Google considera que Aliyun utiliza parte de las herramientas de Android e, incluso, pirateaba algunos de sus contenidos, de ahí que amenazara a Acer con romper las relaciones que mantienen si lanzaba el smartphone. Concretamente, Google eliminaría su participación en el grupo Open Handset Alliance, que permite que Acer utilice el sistema operativo del robot verde. Ante la presión, Acer decidió dar marcha atrás con su proyecto.

Open Handset Alliance es un grupo formado por Google que aglutina 85 compañías fabricantes de teléfonos móviles y operadoras que contribuyen al desarrollo de Android. A través de su pertenencia, los miembros se comprometen a implementar las diferentes versiones del conocido sistema operativo en sus terminales. Así, los contenidos de Android, denominados como “ecosistema”, funcionan de manera correcta y uniforme en cada uno de los dispositivos.

Si Acer saliera del grupo de Google podría sentar un precedente ante los fabricantes de móviles que, en el futuro, podrían decidir desvincularse de las restricciones del software “libre” que ofrece el buscador.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios