BAQUIA

Los beneficios de HTC caen un 80% en el tercer trimestre

Htc-one-x-11

La compañía taiwanesa HTC ha hecho públicos los resultados del tercer trimestre (disponibles en PDF), confirmado la tendencia a la baja que sigue en el último año.

El beneficio neto entre julio y septiembre fue de 133 millones de dólares, lo que supone una caída del 80% sobre los 636 millones de beneficio del mismo periodo de 2011. Sus ingresos del tercer trimestre fueron de 1.848 millones de euros (2.397 millones de dólares) frente a los 2.313 millones de euros (3.000 millones de dólares) del segundo trimestre.

Los taiwaneses no han hecho ningún comentario sobre la forma en la que esperan mejorar sus resultados, pero sí tiene mucho que ver la entrada en juego del HTC Windows 8X. Este nuevo buque, junto con el mejorado recientemente HTC One X+ (con sus cuatro núcleos de CPU, el sistema operativo Android 4.1 y los 64 GB de almacenamiento incorporado) son sus próximas esperanzas para remontar el vuelo.

La caída de HTC no pilla de sorpresa, sino que se ve venir desde lejos. Desde que fabricó el primer terminal de Google, las ventas se redujeron un 45% si se las relaciona con las del mismo mes del año 2011, pasando de facturar 45.000 millones de dólares a 25.000 millones de dólares.

Desde hace dos años, HTC se ha visto claramente superada por los dos gigantes de la telefonía mundial, Samsung y Apple. A pesar de intentar hacerse fuerte  con modelos como HTC One X+, no puede hacer frente de manera directa a los Samsung Galaxy S III  y iPphone 5.

Además, algo de culpa de su declive la tienen algunas decisiones que se han venido por la cúpula directiva, no del todo buenas a juzgar por los datos económicos que han reportado. Por ejemplo, su buque insignia, el HTC One X, no está disponible para todas las compañías (en España sólo está disponible para Vodafone). Quizás una posible solución sería ampliar el mercado con más compañías telefónicas u ofrecer la posibilidad de comprar los terminales libres a buenos precios.

Analizando los resultados de este tercer trimestre, parece inalcanzable que la compañía pueda mejorar sus resultados antes de fin de año. Con la batalla prácticamente perdida tendrá que plantearse mejorar sus dispositivos en tiempo récord si no quiere pasar a pérdidas, tal vez optando por competir con terminales de gama media y no tanto de gama alta.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios