BAQUIA

Los emprendedores y el millón de euros

Millon euros

Carlos Tapiador, fundador y CEO de ContyGo

Hay cuestiones muy básicas pero muy importantes que un “emprendedor por oportunidad” debe conocer. Cuestiones que, a menudo, constituyen errores de concepto. Cuestiones que los emprendedores deben valorar y que quiero compartir.

¿Por qué casi todos las startups online españolas buscan a un inversor que ponga 1 millón de euros?

No sé si os habéis fijado, pero casi todas las noticias que se encuentran en Internet acerca de la entrada de un Business Angel o un Fondo en una startup tienen algo en común: Buscar un socio inversor para levantar 1 millón de euros.

Y esto, ¿por qué? ¿Es que casi todas las startups tienen casualmente el mismo business plan? Es que tienen las mismas necesidades de equity?

Pues NO. La razón es que no tienen un Plan de Negocios ajustado al Plan Estratégico de la compañía. No planifican la estrategia de Corporate correctamente.

Las startups deben financiarse, en primer lugar, con el trabajo y aportación del know-how de sus primeros stakeholders, que son los fundadores y los miembros de equipo comprometidos desde el inicio.

Posteriormente, deben dimensionar la primera fase del negocio, la puesta en producción o en posicionamiento, y deben acudir a sus family & friends.

La tercera ronda de capital debe ser de Business Angels o pequeños fondos tecnológicos, pero por la cantidad que sea estrictamente necesaria para cumplir el plan estratégico de la compañía. Y, casi seguro, que me atrevería a asegurar que no es un millón de euros.

Y, posteriormente, si procede, acudir a “Capital Riesgo”, inversores profesionales que suelen participar o controlar la gestión de la compañía.

Pensad que la financiación que proviene de socios financieros es muy cara. El ROI esperado por ellos es muy alto, y hay que ajustar lo más posible las rondas de capital a las necesidades reales de la compañía. No vale la pena mantener recursos ociosos en exceso. Los emprendedores (fundadores) debéis cuidar al máximo la forma en la que os iréis diluyendo en cada tramo de financiación de vuestra startup.

¿Por qué casi todos los Business Angels y fondos tecnológicos invierten exclusivamente en startups online?

Constantemente nacen empresas que ofrecen servicios y productos a través de Internet. Cada vez más segmentados y multisectoriales.

La razón es obvia: es mucho más económico tener un escaparate virtual que un escaparate de cristal en cualquier calle.

Para los inversores de hoy entraña mucho menos riesgo un negocio online, lógicamente. Su estrategia es entrar en las startups tecnológicas en las primeras rondas, cuando la valoración post-money de la compañía aún es muy baja. Y las inversiones necesarias tampoco son muy elevadas. Y no lo son, porque realmente, en ese primer momento, la start-up no necesita más.

Las expectativas de este perfil inversor es que de cada diez proyectos en los que invierte con este modelo, al menos una de las startups se pueda vender con un exit no superior a cuatro años, y se obtenga un beneficio que compense de sobra la inversión realizada en las otras nueve start-ups.

¿Soy el innovador, soy el emprendedor o soy el gestor?

Esta es una cuestión fundamental al emprender. Para que una startup tenga posibilidades de éxito, el equipo fundador debe integrar personas que cubran por su experiencia esos tres roles. Y es muy difícil encontrar una persona en la que coincidan dos de ellos. Hay que buscar personas expertas en cada fase del desarrollo del negocio. Cuanto más talento haya en el proyecto, mayores son las posibilidades de éxito.

¿Expertos en tecnología o en desarrollo de negocio?

Es muy común ver startups con distintos modelos de negocio que tienen también en común que el 90% del equipo fundador es tecnólogo (programadores, expertos en sistemas, IT, etc.) y sólo un 10% sabe del negocio. ¡Y debe ser al contrario!

Si quieres vender zapatos a través de una web en Internet la mayor parte del equipo deber ser experta en zapatos, no en informática.

El problema de fondo de muchos proyectos emprendedores es que nacen con un lazo. Piensan que, emulando a casos muy puntuales de “éxito” van a poder vender su startup a una gran empresa y que se harán ricos por un pelotazo. Y si además consiguen que uno de esos inversores de los que hablábamos entre en las primeras rondas, el deseo se convertirá en un esfuerzo. Un esfuerzo, tanto del emprendedor como del inversor, por crear un ecosistema escalable que pueda venderse pronto a una gran empresa del sector.

Y esto, también es un error. Los “emprendedores por oportunidad” debéis desarrollar vuestro negocio sin ese objetivo final, que puede que llegue, y claro que será un éxito, pero no es la razón de ser del emprendimiento. El objetivo es convertir una idea innovadora en una realidad empresarial. Vivir de ella y generar riqueza.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios