BAQUIA

SaneBox pone orden en el correo congestionado

Sanebox

Casi todo el mundo recibe en su bandeja de entrada más mensajes de los que puede atender. Se irán acumulando, pendientes de contestar, con el correspondiente estrés generado por las tareas no resueltas, o la sensación de que el correo es una herramienta que ha perdido su eficacia.

Por suerte hay algunas aplicaciones que tratan de poner orden en ese caos, devolviendo la eficiencia a la herramienta y aliviando la sensación de sobrecarga. Una de las más recomendables es SaneBox, creada por la startup del mismo nombre con sede en Boston. Es compatible con los clientes de correo IMAP, WebDAV y OWA (Gmail, Yahoo, AOL, etc.) y programas gestores (Microsoft Outlook, Mac OSX), aunque no con el correo POP.

SaneBox no requiere instalaciones ni descargas, simplemente añade una carpeta a la bandeja de correo. Como muchos otros programas similares, SaneBox permite instalar filtros que priorizan los mensajes o los dividen en grupos. Pero lo realmente innovador es la tecnología que comprende la importancia de los mensajes, y los organiza de manera que el usuario sólo vea los relevantes y no pierda tiempo con los poco trascendentes.

Para conseguir eso, el algoritmo inteligente analiza todo el historial de correos la primera vez que empieza a funcionar en el equipo, tanto los recibidos como los leídos y enviados. El programa determina cuáles son los mensajes realmente importantes para el usuario, que serán los únicos que verá en la bandeja de entrada a partir de ese momento. El resto irá destinado a la carpeta “Later”.

Por defecto, el programa divide los mensajes en esas dos carpetas, aunque se pueden configurar hasta cinco niveles de importancia. También, si queremos no volver a recibir mensajes de un destinatario, sólo tenemos que enviarlo a la carpeta BlackHole (“Agujero negro”) y no los volveremos a ver: más sencillo que intentar dar de baja una suscripción.

Una vez al día (o la frecuencia que se quiera establecer), el programa muestra un resumen de los mensajes clasificados como poco importantes, al modo de una secretaria virtual que resume las llamadas del día. Si encontramos que se ha colado algún mensaje importante entre los descartados, podemos cambiar la prioridad para que no vuelva a suceder. Así, el programa aprende de nuestras acciones.

SaneBox incluye también otras funciones útiles. Por ejemplo, guarda los archivos pesados en Dropbox, y los reemplaza por un enlace al servicio en la nube. O nos recuerda los correos que hemos enviado y están pendientes de recibir respuesta. También es compatible con las notificaciones de Facebook, LinkedIn y Twitter.

SaneBox se puede contratar con tres tarifas: 2 dólares, 5 dólares o 19 dólares al mes, para gestionar una, dos o tres cuentas de correo, respectivamente. Según la empresa, cada usuario ahorra una media de ocho horas al mes.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios