BAQUIA

Microsoft se reinventa con Windows 8

“Diez, nueve, ocho, ocho, ocho, ocho, ocho…”. Con esta particular cuenta atrás comenzaba la presentación de Windows 8 esta tarde en Madrid, simultánea a la que se llevaba a cabo en otras ciudades de todo el mundo. Inicialmente W8 estará disponible en 140 mercados y 37 idiomas, incluyendo el gallego, catalán y euskera.

María Garaña, Presidente de Microsoft España, era la encargada de dar la bienvenida oficial al nuevo sistema operativo de la compañía, el primero que unificará el interfaz para que usuarios de PC, tabletas y smartphones (amén de los nuevos dispositivos híbridos, como convertibles, ultrabooks y all-in-one) encuentren la misma experiencia de uso sea cual sea el dispositivo desde el que accedan.

W8_1

“Hemos reimaginado Windows con lo mejor de Windows 7 y lo que nos demandaban los consumidores”, explicaba Garaña. Esas demandas se sintetizan en la movilidad y las funciones sociales. Por supuesto, W8 también está integrado con la nube. "Ahora todo el software de Microsoft es SaaS", destaba la CEO.

La primera -y gran- revolución de Windows 8 es la interfaz, diseñada para interactuar tocando la pantalla, totalmente gráfica y dotada de “iconos vivos” que informan al momento de las novedades en las aplicaciones, contactos o redes sociales. Cada usuario puede acceder a su configuración personalizada del equipo con sólo entrar con su login.

También es un giro arriesgado, porque los usuarios de Windows deberán olvidarse de elementos  tradicionales como Escritorio, Panel de Control, botón de Inicio o Menús. Pero Microsoft confía en la sencillez de uso e intuitividad de su nueva interfaz para asegurar que el cambio no es traumático, y que además no tiene marcha atrás.

Además, Windows 8, que está pensando tanto para el ocio como para el trabajo, incluye la opción de cambiar a la vista de Escritorio, desde donde se accede a los programas de Office y al Administrador, un detalle que facilita revisar todo lo que está almacenado en el equipo.

W8_2

El otro gran pilar sobre el que se sostiene Windows 8 son las aplicaciones, que representan la fusión entre servicios y dispositivos. María Garaña destacaba la gran cantidad de aplicaciones ya disponibles desde el mismo momento del lanzamiento, además de las oportunidades que se generan para los desarrolladores: “Windows 8 quiere ser un dinamizador de la industria en España”, donde habrá una Windows Store local, con todas las aplicaciones que obtengan la certificación de Microsoft.

Windows 8 llega inicialmente a más de 1.000 dispositivos de los principales fabricantes de hardware mundiales. A partir de las 12 de esta medianoche, empezarán a venderse en las principales tiendas y distribuidores del país. Eso sí, para la llegada de Surface a España todavía no hay fecha prevista.

Nuestro desafío es renovar el parque de ordenadores”, afirmaba María Garaña para cerrar su presentación. Un desafío que comienza este viernes 26 de octubre de 2012, bajo la atenta mirada de Apple y Google.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios