BAQUIA

¿Un mal comienzo para Windows 8?

W8mal

Con Windows 8, Microsoft se está jugando mucho. Ya no se trata de mantener su supremacía en el PC de escritorio, donde tiene tanta ventaja acumulada que no le preocupa demasiado la presión en este campo. Es su apuesta por una interfaz unificada para todos los dispositivos -móvil, intuitiva y cloud- lo que puede resultar un fiasco si la cosa no le sale bien.

De momento, todavía sin que Windows 8 haya cumplido el primer mes en la calle, empiezan a extenderse las malas noticias, o por lo menos, avances o rumores sobre malas noticias, a falta de datos oficiales. El conocido analista Paul Thurrott cita a sus "fuentas más fiables de Microsoft" (y secretas, claro) para asegurar que el inicio de Windows 8 no ha cubierto las expectativas de Microsoft, donde se califican de decepcionantes.

Ahora bien, siempre según Thurrott, Microsoft culpa de esta situación a los fabricantes, que no han sido capaces de explotar todo el potencial de Windows 8. Un argumento más para apoyar el desarrollo de hardware propio, que empezará con la tableta Surface y que podría continuar con su propio smartphone.

Pero también hay otras razones que explicarían este desencanto: desde la crisis económica hasta la salida de la empresa de Steven Sinofsky, que ha alterado la división de Windows en un momento clave. También influye el desconcierto de los usuarios ante la diversidad de dispositivos, ya que dudan si les conviene comprarse un portátil, un all-in-one, un convertible, una tableta… o simplemente actualizar su antigua versión de Windows. Y tampoco ayuda que haya otra versión de Windows 8, Windows RT, lo que aumenta la confusión.

Aunque Thurrott no cita sus fuentes (con lo que sus explicaciones pueden ser creíbles, pero no necesariamente exactas), hay otra confirmación del flojo arranque de W8, esta sí firmada de puño y letra: la del vicepresidente de la cadena de tiendas NewEgg, que en ReadWrite.com explica que no han visto la explosión de ventas que Microsoft predecía… aunque al menos el crecimiento de WIndows 8 es lento pero constante.

En cualquier caso, como ya sabíamos, Microsoft aún tiene de plazo hasta la campaña navideña para saber a qué atenerse.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios