Las cabinas de Nueva York se convierten en tabletas gigantes

Nykiosk

Seguramente usted no recuerde la última vez que usó una cabina pública para llamar por teléfono. En Nueva York, como en muchas otras partes, más allá de servir de decorado para las fotos de los turistas las cabinas también han caído en desuso.

Pero en lugar de retirarlas o sustituirlas, el ayuntamiento decidió darles otro uso. Primero se pensó en convertirlas en puntos de acceso WiFi , aunque ahora se acaba de estrenar una nueva función: pantallas táctiles con información sobre actividades y eventos de la ciudad.

Se trata de un proyecto desarrollado en colaboración con Cisco y 24×7. Las pantallas de 32 pulgadas están conectadas a Internet, y cualquiera puede acceder a ellas para obtener información en diferentes idiomas sobre restaurantes, tiendas, atracciones turísticas o el estado del tráfico. También se incluirán avisos de emergencia y llamadas al 911.

No todas las pantallas mostrarán la misma información, ya que ésta será muy local, por ejemplo, con ofertas diarias de comercios de la zona. Los usuarios podrán acceder a 16 apps en las pantallas, para descubrir digitalmente lo que ofrece ese día la ciudad. Las consultas son gratuitas, y el servicio se financia con la publicidad.

De momento se han instalado diez pantallas en torno a la zona de Union Square, y de aquí a enero de 2013 se instalarán 250 kioskos en cinco barrios de Manhattan y Brooklyn. A largo plazo, el objetivo es sustituir las 12.800 cabinas que hay en toda la ciudad por las pantallas táctiles.

Nueva York es la primera ciudad en recibir estas pantallas-kiosko, pero Cisco y 24×7 ya piensan expandirlas a ciudades, como Chicago, Boston, Los Angeles, Miami y Washington.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios