BAQUIA

Las gestoras de derechos rechazan el actual canon digital

Manifiesto

La polémica sobre el canon digital se ha enfriado bastante, desde que en junio de 2008 entrara en vigor la normativa que gravaba todos los soportes de almacenamiento y reproducción (CDs, DVDs, móviles, reproductores digitales, memorias USB, discos duros externos, etc.) con una tasa para compensar los derechos de autor que los creadores dejan de percibir a causa de las copias privadas.

Sin embargo, ahí sigue el canon, que seguimos pagando a cambio de comprar soportes para almacenamiento, aunque sean fotografías o documentos personales lo que guardemos en ellos, y no obras con copyright. Desde el 30 de diciembre de 2011 el canon ya no se paga de forma directa, sino vía Presupuestos Generales del Estado, tras la reforma que introdujo el gobierno del PP, que aún tiene pendiente una solución definitiva que contente a todas las partes.

Precisamente, una de las partes que más reciben por la recaudación del canon, las entidades gestoras de derechos de autor, son las que encabezan una protesta contra este modelo. Tal vez porque la cantidad que ahora destina el gobierno en los presupuestos para compensarlas (unos 45 millones de euros) no llega a la mitad de lo que se recaudaba con el modelo anterior… O tal vez porque verdaderamente creen en la injusticia de cargar con esa tasa al consumidor.

El caso es que, cuando se cumple el 25º aniversario de la Ley de Propiedad Intelectual (aprobada el 11 de noviembre de 1987), las entidades de gestión de derechos AGEDI, AIE, AISGE, DAMA, EGEDA, SGAE y VEGAP han hecho público un manifiesto (disponible en pdf) en el que rechazan el actual modelo de canon digital.

El texto, que está respaldado por 300 organizaciones de artistas, autores, editores y productores de todo el mundo, reclama que sea la industria tecnológica, "verdadera beneficiaria de la existencia de la copia privada", quien afronte el pago de la tasa, "como venía sucediendo hasta ahora". 

El manifiesto recuerda que el Gobierno español, tras casi un año, "no ha establecido el modelo prometido" y "únicamente ha conseguido efectos contrarios a los que supuestamente perseguía: condona 115 millones de euros anuales a las multinacionales del sector tecnológico, principalmente extranjeras, pero no reduce el déficit público; no beneficia a los consumidores de aparatos o soportes sujetos al pago de la compensación, pues estos no han bajado de precio; y, por último, perjudica a todos los ciudadanos, quienes tendrán que pagar la compensación, y a los miles de creadores que se han visto privados de sus legítimos derechos, que sí son reconocidos en el resto de países europeos".

Las entidades de gestión españolas, en representación de un millón de artistas y creadores nacionales y extranjeros, reivindican el valor de la Cultura como industria nacional, generadora de empleo y avance económico. “Sin creadores no hay creatividad y sin creatividad no hay progreso ni desarrollo económico o humano”, reza el manifiesto. A su juicio, el Decreto-Ley de 30 de diciembre de 2011 contribuye, en un momento de crisis generalizada, al empobrecimiento del sector cultural.

Por último, piden a la Secretaría de Estado de Cultura que vele precisamente por la Cultura, y no por los beneficios económicos de las empresas tecnológicas. El pasado agosto, estas mismas entidades ya reclamaron ante el Tribunal de Justicia de la UE la sustitución del modelo actual de canon digital.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios