BAQUIA

Alistair McAlpine: un lord contra Twitter

Alistair-mcalpine

Lord Alistair McAlpine, ex asesor de Margaret Thatcher, ha sido víctima de acusaciones de abusos a menores de edad que han resultado ser falsas. Todo comenzó a raíz de un reportaje de la BBC sobre supuestos abusos de menores en Gales, que identificó a McAlpine como culpable de forma errónea.

El conflictivo programa fue emitido el día 2 de noviembre en “Newsnight“, uno de los espacios periodísticos estrella de la BBC, y atribuyó las culpas a McAlpine. Durante su emisión, miles de tuiteros se apresuraron a mencionar a McAlpine. Tras ver su nombre circular por Internet, e incluso llegando a ser trending topic de la red social, McAlpine aseguró que iniciaría medidas legales.

La reacción del Lord ha sido de proporciones épicas: McAlpine decidió denunciar por difamación a todos los tuiteros que publicaron mensajes con su nombre y que posteriormente se han negado a disculparse. Incluso aquellos que simplemente colgaron los enlaces que remitían a las páginas que propagaban estas acusaciones, podrían pagar una compensación económica a McAlpine.

En total, los abogados de McAlpine han identificado más de mil personas que tuitearon su nombre y a otras 9.000 que lo retuitearon. Entre ellos figuran nombres conocidos, como Sally Bercow, esposa del presidente de la Cámara de los Comunes, John Bercow, y Alan Davies.

McAlpine ha decidido saltarse la forma tradicional de los tribunales, y ha pedido a los miles de tuiteros que hagan una donación simbólica (unos seis euros), que irá destinada a la organización benéfica Children in Need. Además, estas curiosas sanciones variarán dependiendo de la influencia de los tuiteros. Aquellos que tuvieran cuentas de Twitter con más de 500 seguidores podrían pagar una deuda mucho mayor.

El caso de McAlpine ha causado un gran daño a la reputación de la BBC. Después de la emisión del reportaje, su director general, George Entwislte, pidió disculpas por la emisión y más tarde se vio obligado a dimitir. El lord ha llegado a un acuerdo con la BBC, que le indemnizará con 185.000 libras (unos 229.400 euros).

En resumen, este tema vuelve a plantear un debate sobre hasta qué punto llega la responsabilidad de un tuitero cuando difunde información falsa. Desde luego, queda clara la fuerte repercusión que puede tener un mensaje de menos de 140 caracteres en una red social.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios