BAQUIA

Lei Jun, ¿el futuro Steve Jobs chino?

En algún lugar de China, un nuevo smartphone formó colas y colapsó la web donde podía comprarse el producto. Cientos de personas esperaron horas para ser los primeros en adquirir este dispositivo, con un diseño elegante y con características similares a los últimos modelos de la competencia, además de otras originales. En poco tiempo, este producto convirtió en millonario a su fabricante.

Lo primero que habrás pensado al leer esta historia es que fácilmente podría tratarse de Apple y su iPhone. Pero nada más lejos de la realidad. Este nuevo dispositivo no ha sido fabricado por la compañía de la manzana. Ni siquiera Meizu, el clon chino de Apple, está detrás de este asunto.

Xiaomi Technology, una startup china, es la responsable del lanzamiento de este nuevo smarpthone. Según Reuters, esta compañía ha conseguido crear esa especie de "aura de exclusividad" que hasta ahora sólo Apple había conseguido.

Mi2_focus_03

A diferencia de Apple y Meizu, Xiaomi no dispone de una gran red de minoristas. Los dispositivos de esta compañía se adquieren a través de su página web, Xiaomi.com. Pero el furor causado por su último producto fue tal que por el momento está agotado, y los consumidores deberán esperar hasta el 14 de diciembre para poder hacerse de nuevo con él.

Pero las coincidencias con Apple no terminan aquí. Durante una reciente presentación de la empresa, Lei Jun, CEO y fundador de Xiaomi, lució una simple camiseta negra y unos vaqueros, una clara referencia al reconocido estilo de Steve Jobs. En una entrevista con Reuters, Jun aclaró que considera estas comparaciones como un cumplido que conlleva una enorme presión.

"Xiaomi y Apple son dos empresas totalmente diferentes", aseguró Jun. "Xiaomi está basada totalmente en Internet. No estamos haciendo lo mismo que Apple". Si bien es cierto que la distribución de sus productos es muy diferente, es innegable que el diseño y las prestaciones de ambos son muy similares.

El pasado 30 de octubre Xiaomi vendió su última generación de smarpthones en apenas dos minutos. A pesar de que el stock era pequeño (un lote de 50.000 dispositivos), el logro no debe ser ignorado. China es un mercado emergente para los productores de smartphones, lo que da lugar a una fuerte competencia que difícilmente permite a los fabricantes destacar de esta manera.

A finales de año, Xiaomi espera haber vendido siete millones de smartphones, generando un total de 2.000 millones de dólares en ingresos. Y aunque difícilmente podrán igualar el imperio de Steve Jobs y su éxito internacional, Xiaomi es sin duda una alternativa interesante para los consumidores chinos que quieran hacerse con un smartphone de gama alta.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios