BAQUIA

Los ordenadores verán, olerán y oirán dentro de 5 años

IBM ha anunciado, por séptimo año consecutivo, sus predicciones IBM 5 en 5 (#ibm5in5), una lista de innovaciones que podrán cambiar durante los próximos cinco años la forma en la que la gente trabaja, vive e interacciona. En esta ocasión cada una de estas 5 innovaciones se corresponde con cada uno de los sentidos. De esta manera, los ordenadores podrán, a su modo, oler, ver, tocar, saborear y oír.

              0

– Tacto: en 5 años, algunos sectores como el de distribución habrán desarrollado aplicaciones que utilizan infrarrojos y tecnologías de presión sensitiva para simular el sentido del tacto, de tal manera que un comprador pueda, por ejemplo, sentir la textura de una tela cuando pose su dedo sobre la imagen de una prenda. Utilizando la vibración de los teléfonos móviles, cada objeto tendrá un patrón único de vibración que representará la experiencia del tacto (sucesión de vibraciones más o menos intensas, largas o cortas, etc). Los patrones de vibración variarán según se trate de seda, lino o algodón, ayudando a simular la sensación física de tocar un material.

Us__en_us__predictions__touch_story_map__900x587

– Vista: los ordenadores de hoy en día solo conocen el contenido de una fotografía por la información que leen en los textos que utilizamos para clasificarlas. En los próximos 5 años, los sistemas no solo serán capaces de mirar y reconocer imágenes o datos visuales, sino que transformarán los pixeles en significado, de una manera similar a como el cerebro humano interpreta una fotografía. Dentro de 5 años, estas capacidades ayudarán al sector sanitario a analizar cantidades ingentes de imágenes médicas, como resonancias magnéticas, radiografías o imágenes procedentes de escáners, TACs…

Vista

– Oído: dentro de 5 años, un sistema distribuido de sensores inteligentes detectará elementos de los sonidos como la presión, vibración y ondas a diferentes frecuencias. Este sistema los interpretará y podrá predecir la caída de un árbol en el bosque o un desprendimiento de rocas inminente. Este tipo de sistemas podrá escuchar nuestros alrededores y medir movimientos o la carga a la que se somete un material, de tal manera que puedan alertarnos de un posible peligro. En los próximos 5 años, a través del aprendizaje sobre las emociones y los estados de ánimo, los sistemas podrán detallar aspectos de una conversación, analizar el tono o distinguir la vacilación de la voz.

Oido

– Gusto: los investigadores de IBM están trabajando en un sistema de computación que pueda ser utilizado por los cocineros para crear recetas innovadoras. Este sistema descompondrá los ingredientes hasta su nivel molecular y mezclará la química de los componentes de la comida con la psicología que se esconde detrás de los sabores y olores preferidos del ser humano. Un sistema de computación de estas características nos ayudará a comer de manera saludable, ya que será capaz de crear nuevos sabores que nos hagan preferir, por ejemplo, un guiso de verduras a un plato de patatas fritas. El sistema será capaz de utilizar algoritmos que determinen la estructura química exacta de un alimento y por qué a las personas nos gustan determinados sabores. 

Gusto

– Olfato: durante los próximos 5 años, tu ordenador o teléfono móvil podrá tener pequeños sensores que detecten que vas a tener un resfriado u otra enfermedad. A través del análisis de los olores, marcadores biológicos y de las miles de moléculas que hay en la respiración de las personas, los doctores podrán identificar el inicio de una enfermedad, como un ataque de asma, dolencias de riñón o hígado, epilepsia, diabetes, etc. En un entorno urbano, esta tecnología podrá utilizarse para analizar la polución o las condiciones sanitarias de una ciudad, ayudando a sus gestores a detectar los problemas que puedan surgir.

Olfato

Estas capacidades sensitivas ayudarán a las personas a pensar, pero esto no significa que vayan a sustituirlas. También nos permitirán tener más conocimientos y ser más productivos. Los sistemas cognitivos nos ayudarán a seguir el ritmo del incremento de datos, tomar decisiones certeras y mejorar nuestra salud y calidad de vida. Además nos ayudará a romper todo tipo de barreras, incluso geográficas, lingüísticas, económicas o accesibilidad.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios