BAQUIA

Poke, la app de Facebook que pasó del éxito al fracaso en horas

Facebookpokeapp

Como se suele decir, todo lo que sube rápido baja también a la misma velocidad. Poke, la última sonada aplicación de Facebook, es un claro ejemplo de ello.

Poke es una aplicación similar a Snapchat, a través del cual los usuarios pueden enviar mensajes privados que se autodestruyen después de 1, 3, 5 o 10 segundos. A Facebook le hicieron falta 12 días para desarrollar la aplicación, y menos de 24 horas para que se convirtiera en número uno de la App Store desde que apareció el pasado viernes.

Pero de igual manera que subió como espuma de cava navideño, Poke está perdiendo el interés de sus usuarios a pasos agigantados, y ya son muchos los que han desinstalado la aplicación. Según The Next Web, en EEUU ha descendido hasta el puesto 34, en Francia hasta el 7, y hasta el puesto 9 en España.

Si nos paramos a pensar, es fácil adivinar los motivos del éxito rotundo de Poke: es un invento de Facebook, ha sido promocionado en un lugar visible de la red social durante algunos días, y el haberse situado en los primeros puestos del ranking de aplicaciones ha hecho que el “efecto red” se propagase de forma aún más rápida.

Pero los motivos de su caída son algo más complejos. Por un lado, la utilidad de la aplicación ha sido cuestionada por muchos de los que la han probado, que probablemente la eliminaron después de comprobar su funcionamiento. Además, el tema de la seguridad y la privacidad se ha convertido, como es habitual, en un quebradero de cabeza para muchos: ¿Facebook elimina realmente esos mensajes?

Según explica Techcrunch, todo se trata de una paranoia que ronda la mente de los usuarios de Facebook respecto a su privacidad. Es cierto que Facebook almacena cierta información borrada por sus usuarios hasta que estos eliminen su perfil, pero no es el caso de los mensajes de Poke. Estos mensajes están cifrados, y estas claves son parcialmente eliminadas por Facebook dos días después de que los mensajes sean leídos. A partir de ese tiempo, Facebook aún puede acceder a las fotos y mensajes en el caso de que estos hayan sido denunciados por abuso. Después de 90 días los mensajes pasan a ser totalmente ilegibles, y Facebook tratará de reducir este tiempo a unas pocas semanas.

Sin embargo, a pesar de que Poke es totalmente transparente con sus términos de privacidad, muchos usuarios continúan sin fiarse de la aplicación. BuzzFeed ha publicado una irónica demostración de que la cosa no ha funcionado del todo bien, y de que todo el mundo puede tener problemas con la privacidad de Facebook, incluso los Zuckerberg…

He aquí la prueba de ello: una foto privada de la familia Zuckerberg que tendría que haberse destruido, pero que pasó a Twitter y de ahí a todo Internet. Eso sí, un consejo: mientras las fotos privadas enviadas a través de la aplicación sean estampas familiares navideñas, tampoco correrás mucho peligro….

         Familia zuckerberg

Y tú, ¿piensas descargar Poke? ¿O eres de los que ya han desinstalado la aplicación?

 


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios