¿Se están muriendo los mp3?

Hace un par de años, bastaba con echar un vistazo a la gente que nos rodeaba en la calle, en el trabajo, en el medio de transporte… ¿quién no llevaba su mp3, mp4 o iPod para escuchar música? Ahora, esa imagen es cada vez menos frecuente. En lugar de un reproductor de música portátil, el dispositivo que lleva la mayoría es un teléfono inteligente.

El smartphone ha llegado para hacernos la vida más cómoda a los usuarios… y más difícil a los PMP (Portable Media Player). Si a las muchas cosas que nos deja hacer (llamadas, mensajes, aplicaciones, conectarse a Internet, jugar, ver películas, sacar fotos…) sumanos la posibilidad de escuchar música, el futuro para los reproductores portátiles pinta oscuro.

 Mpm

Además, con el smartphone no sólo podemos reproducir música, sino que gracias a aplicaciones y servicios como Spotify, Deezer o Google Music podemos escuchar un número ilimitado de pistas de audio sin que ocupen espacio alguno en la memoria del dispositivo.

El descenso del uso del mp3 en detrimento del smartphone no sólo se aprecia en la calle, sino que lo demuestran las cifras. Según un estudio realizado por Mintel, las ventas de reproductores de música portátiles en Reino Unido han caído un 22% en un año, recaudando 110 millones de libras menos que en 2011, hasta un total de 381 millones.

Lo peor es que la situación actual podría derivar hacia la extinción del producto: no se descarta que, en unos años, el mp3 se convierta en un dispositivo que pasó a la historia, como tantos otros. En el peor escenario imaginado por el estudio, dentro de cinco años, en 2017, las ventas en Reino Unido podrían caer hasta apenas 25 millones de libras.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios