BAQUIA

Los “piratas” son los que más música compran

Hace años que está abierto el debate que enfrenta a internautas con productoras, actores, cantantes, o grupos musicales que cuentan con sus productos en la web. No está claro si la posibilidad de compartir esos contenidos -que a menudo circulan bajo copyright-, perjudica o no a los creadores de los contenidos.

Por ello, la universidad de Columbia ha realizado una investigación con la que pretende definir la postura y el comportamiento de la opinión pública sobre la difusión de esos contenidospor Internet.

La encuesta, realizada a norteamericanos y alemanes recoge que la mayoría de los usuarios de Internet  que redsiden en EEUU se oponen por completo al uso de sanciones por compartir archivos que tengan copyright, como la desconexión o limitación del acceso a la red, .

Otra de las conclusiones destacadas es que aquellos que comparten archivos utilizando software P2P compran un 30 % más de música que los que no utilizan esos programas.

El estudio distingue entre compartir de forma privada o pública. De esta forma, la mayoría de los encuestados afirma que les parece bien la idea de compartir con familiaras (80% a favor) o amigos (60%). Aunque tan solo entre un 4 y 15 % ven con buenos ojos compartir o subir dicho contenido a la red para que éstos puedan ser consumidos de forma pública.
 Cds

En cuanto a la eterna cuestión de si compartir perjudica o no a los autores de películas o música, las opiniones difieren. Unos alegan que, debido a que la gente comparte y publica de forma gratuita sus canciones en la red, ellos están perdiendo dinero de discos y películas que no se venden. Sin embargo, otros se ponen de parte de las redes puesto que, con Internet, es posible que ese contenido llegue a un público mucho más amplio. De esta forma, si no lo hubieran escuchado en Internet, nunca hubieran sabido que éste existía o, si realmente les gustaban las nuevas canciones o filmes.

No obstante, hay que tener en cuenta que, el comportamiento de los usuarios puede variar en función de la cultura del país donde vivien. Por ejemplo, en Alemania, el porcentaje de personas que defiende las sanciones por utilizar contenidos no autorizados es mucho mayor que en América.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios