BAQUIA

Hemos probado: miTab Lion de Wolder

Wolder es uno de los principales fabricantes españoles de tabletas, con diferentes modelos Android siempre ajustados a un consumidor de gama media.

El miTab Lion es uno de sus modelos de 10 pulgadas, a la venta por 199 euros. Una tableta que aprueba en hardware y rendimiento, pero que tiene que mejorar en la integración y manejo de aplicaciones.

Mitab lion

Para empezar, con 628 gramos se hará pesada para quien no esté acostumbrado a manejar tabletas grandes. La pantalla, de 10.1 pulgadas (16:9) con tecnología IPS y resolución de 1280 x 800 píxeles, ofrece una buena calidad de imagen. No tan satisfactorio es el rendimiento del reconocimiento (multitáctil capacitivo de 5 puntos), que a menudo nos hará esperar o pulsar varias veces antes de responder (impacientes, absténganse!)

En cuanto a rendimiento, con un procesador dual core Cortex A9 a 1,5GHz y 1 GB de RAM, miTab Lion ofrece una respuesta fluida cuando le exigimos. La tarjeta gráfica 3D dual core sale airosa en juegos y reproducción multimedia.

La memoria interna es de de 8 GB, ampliable mediante tarjeta micro SD hasta 32 GB. La tableta no tiene Bluetooth, y la batería proporciona hasta cinco horas de uso.

Para terminar con el hardware, la tableta está correctamente equipada en cuanto a conexiones, con salida HDMI, micro USB y el habitual jack de audio. Viene acompañada de dos cables microUSB con terminación macho o hembra para transmitir datos o recargar la batería desde el PC (cuando está muy cerca: ¿por qué son tan cortos esos cables?)

Un aspecto donde la cámara falla es en la doble cámara, ambas muy pobres: la frontal sólo ofrece calidad VGA (olvídate de usar Skype en condiciones), y la posterior es de 2 Mps. La calidad del sonido es correcta, aunque los dos altavoces están juntos, por lo que se pierde la posibilidad de mejorar la recepción en estéreo, y además, se crea un “efecto hueco” en determinadas posiciones de la tableta (solución: conectar auriculares, qué remedio).

Pero donde realmente cojea la tableta es en la oferta de aplicaciones. No es un modelo certificado por Google, por lo que no hay acceso a Play Store… Y eso se echa mucho de menos.

A cambio, Wolder propone como alternativa su propia tienda de apps, App Center, con una (limitada) oferta de unas 11.500 aplicaciones, esperemos que con una seguridad certificada. Tanto el diseño como la usabilidad de la tienda dejan que desear, aunque al menos el buscador funciona aceptablemente.

En conclusión, en un mercado en el que el hardware tiende a igualarse y se “democratiza”, las aplicaciones son clave para marcar la diferencia, y en este caso la tableta sale perdiendo. Eso sí, a cambio tendremos un hardware más que digno por 199 euros, un precio nada fácil de encontrar para tabletas grandes.

Valoración: 6/10


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios