BAQUIA

Diez errores comunes de las empresas en su estrategia de LinkedIn

LinkedIn es mucho más que un currículum online o una herramienta para facilitar las relaciones entre profesionales. Cuando se utiliza de manera correcta, LinkedIn también puede ser una herramienta poderosa para las empresas. Y no sólo para el reclutamiento de personal, recurso muy utilizado por las empresas, sino también para atraer a los clientes, generar oportunidades de ventas y favorecer las relaciones internas entre los empleados.

Si hay alguien que sabe mucho de la aplicación de esta red social para las empresas, es Krista Canfield, gerente de comunicaciones coorporativas de LinkedIn. Canfield conoce la plataforma como la palma de su mano, y ha formado a gran cantidad de empresas sobre los usos no tradicionales de LinkedIn. Entrepreneur ha publicado una entrevista a Canfield en la que nos desvela los diez errores más comunes cometidos por las empresas en LinkedIn:

        Linkedin 2

1. Muchas empresas no siguen a sus competidores en LinkedIn

Tener vigiladas las páginas de empresas de nuestro sector en LinkedIn puede ser una buena manera de tener controlada a la competencia. "Al seguir la página de una empresa competidora en LinkedIn estarás al tanto de las actualizaciones, cuándo comparten recientes artículos o discusiones con sus seguidores, y serás el primero en saber cuándo incorporan personal a su palntilla”. Esta información puede darte pistas sobre hacia dónde orientan tus riavales. Como siempre se ha dicho, mejor tener cerca al enemigo.

2. Los empleados no dedican mucho tiempo a sus perfiles de LinkedIn

Esto es, sin duda, un completo error. Los empleados son una extensión de una marca en LinkedIn, por lo que es importante asegurarse de que sus perfiles en esta red social son una buena representación de la empresa. "El perfil profesional de uno de los empleados puede ser el primer encuentro de un cliente o socio potencial con la compañía", dice Canfield. "Un perfil escueto sugiere que los empleados y la empresa pueden no ser muy habilidosos con las redes sociales (algo fundamental hoy en día), así que es una buena idea motivar a los empleados para rellenar sus perfiles al 100%”

3. Tu empresa no comparte la información correcta en el momento adecuado

Ya sea para compartir los éxitos de tu empresa en los medios de comunicación a través de tu página en LinkedIn o artículos interesantes que quieres compartir con tu red de contactos, existen algunos consejos útiles que debemos tener en cuenta. Por ejemplo, según Canfield, publicar por la mañana nos dará un mayor alcance.

4. Los empleados de una empresa no están conectados entre sí en LinkedIn

"Al conectar la base de empleados, se abre un nuevo mundo de conexiones externas a la empresa", dice Canfield. Por ejemplo, "Joe, el recepcionista, podría tener un mejor amigo que trabaja actualmente en Nike, y que podría convertirse en el cliente ideal que Sarah, jefa de ventas, necesita”. Crear esta red podría ser una buena manera para localizar a los expertos que una empresa necesita de forma rápida y rentable.

5. Puedes ver lo que los empleados de tu empresa comparten en LinkedIn

Las actualizaciones se pueden ordenar en la página de LinkedIn. Puedes ordenar los cambios de manera que sólo puedan verse las actualizaciones de tus compañeros de trabajo.

6. Eres un usuario activo en LinkedIn, pero puede que mucha gente no lo sepa

Si inviertes tiempo cada día en actualizar tu perfil de LinkedIn, haz que todos los visitantes de tu sitio web lo sepan. Puedes incluir un botón de LinkedIn en la web o blog de la empresa, que ayudará a dirigir una gran cantidad de tráfico a tu perfil y a aumentar la participación de la audiencia. Según Canfield, más de 1,3 millones de editores tienen un botón de LinkedIn en sus webs.

7. Tu empresa ofrece una gran cantidad de productos y servicios, pero no todos son mencionados en LinkedIn

Es tan fácil como agregar una pestaña de Productos y servicios en tu página en LinkedIn para que los clientes potenciales sepan qué ofertas están disponibles y qué productos y servicios han sido recomendados por los miembros de LinkedIn.

8. No has creado un grupo exclusivo para tus empleados ni para tus clientes

Canfield recomienda crear un grupo sólo para los empleados actuales. En este grupo, el equipo puede intercambiar ideas, plantear problemas o compartir noticias, y las discusiones no se mostrarán en los resultados de búsqueda. "Es una manera maravillosa de capturar todas las ideas de los distintos departamentos y oficinas de una empresa mientras liberamos nuestras bandejas de entrada, cada vez con menos espacio".

En un grupo dedicado a tus clientes, éstos pueden compartir experiencias sobre el uso de tus servicios. De ahí pueden surgir ideas sobre cómo mejorar tus productos, asegura Canfield.

9. No participar en las discusiones de grupo en LinkedIn

Es importante participar en las discusiones de los grupos más relevantes en LinkedIn, dice Canfield. Pero eso sí, nada de publicar mensajes de spam con enlaces a tu negocio. "Echa un ojo a grupos donde puedas aprender sobre temas que interesan a tu negocio o curiosidades", dice Canfield. "Conoce a otros miembros del grupo, y no te limites a enviar a ciegas argumentos de venta o información sobre tu negocio." Si aún quieres saber más sobre como sacrale partido a los grupos de LinkedIn, puedes echar un ojo a este artículo.

10. No utilizar la versión móvil de LinkedIn

LinkedIn no es sólo una herramienta de escritorio. Cuenta con una suite de aplicaciones gratuitas para móviles que pueden ser muy útiles en las conferencias o reuniones fuera de la oficina. Por ejemplo, CardMunch hace que sea más fácil dejar de recoger las tarjetas físicas de otros profesionales. Con CardMunch puedes tomar una foto de la tarjeta con el móvil, y ésta será guardada como un contacto en tu móvil, sin necesidad de conservar (y probablemente, extraviar) una copia impresa.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios