BAQUIA

¿Cómo desarrollar estrategias BYOD para las empresas?

Byod 2

En los últimos años, la tendencia BYOD (Bring Your Own Device) ha llegado a empresas de todo tipo. Lo que inicialmente se vió como una preocupación, ya que el uso de dispositivos personales en el trabajo conllevaba algunos problemas y riesgos, es ahora percibido como algo muy positivo para las empresas, según los resultados de un reciente estudio de Dell y Vanson Bourne.

Se han realizado una serie de preguntas a 1.500 ejecutivos de TI de todo el mundo. La mayoría se muestra conformes con el resultado de la estrategia BYOD en su negocio, que aporta ventajas como una mayor participación de los empleados, la posibilidad de trabajar desde cualquier lugar y en cualquier momento (aunque esto también puede suponer en muchos casos una horrible dependencia del trabajo por parte de los empleados), y unos hábitos de trabajo más flexibles.

Gracias a esto, aspectos más generales en un negocio, como la productividad, la colaboración y el trabajo en equipo, la comunicación y el servicio a los clientes también han mejorado. El 70 por ciento de los encuestados asegura que el BYOD puede aumentar la productividad del empleado y el tiempo de respuesta del cliente, y el 59 por ciento confiesa que de no implementar el BYOD en su empresa, ésta podría estar en desventaja competitiva.

Por otro lado, la actitud de las empresas hacia el impacto del BYOD es básicamente idéntica entre las empresas medianas (entre 1.000 y 3.000 empleados) y las grandes (más de 3.000 empleados). Alrededor de la mitad de estos empresarios afirman que el BYOD ha cambiado significativamente su cultura empresarial.

Sin embargo, también debemos tener en cuenta la protección de la información corporativa de la empresa, que en ocasiones puede verse afectada por esta tendencia. "Es importante que las organizaciones definan un programa tanto para ayudar a administrar y proteger su información corporativa como para capacitar a los empleados para hacer su trabajo mejor y más rápido", dice Roger Bjork, Director de Soluciones de movilidad de Dell. En definitiva, los extremos nunca fueron buenos, y lo ideal es encontrar el perfecto equilibrio entre flexibilidad y seguridad.

Los principales desafíos BYOD a los que se enfrentan las empresas son el robo o pérdida de dispositivos móviles, la falta de control sobre las aplicaciones y los datos en los dispositivos, los empleados que dejan la empresa teniendo aún en su posesión información privilegiada, y la distribución de datos no autorizados.

Los datos del estudio muestran que las compañías que planearon mejor sus estrategias BYOD han conseguido librarse de estos problemas y están obteniendo mejores resultados. No podemos enfocar el BYOD de igual manera para todas las empresas, ni tampoco podemos dejar que el BYOD surja y se desarrolle por sí sólo. "Seamos realistas, esto no es sólo una cosa móvil. Esto tiene un impacto mucho más amplio", asegura Bjork. "BYOD es un método, no un resultado”; por lo tanto, deberíamos empezar por preguntarnos cual es el tipo de usuario que queremos para nuestro negocio.

Bjork también sugirió que las empresas que tienen un enfoque basado en políticas de seguridad y control de acceso, y adoptan arquitecturas orientadas a servicios y gestión de datos estarán en una mejor posición para aprovechar el BYOD de forma más rápida y con un menor riesgo. Por otro lado, los VDI (escritorios virtuales) también allanan el camino para BYOD.

Por último, planificar una buena estrategia utilizando BYOD para acelerar otras iniciativas para nuestro negocio como la consolidación de los centros de datos, la transformación de TI y la modernización de las aplicaciones puede ser una idea muy acertada.

Y tú, ¿ya te has pasado al BYOD? ¡Cuéntanos la experiencia de tu negocio!


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios