BAQUIA

Activistas finlandeses pretenden reformar la ley de copyright vía crowdsourcing

Un grupo de activistas de Finlandia, molesto con las estrictas leyes del país en cuestión de derechos de autor, está preparado para exprimir al máximo una nueva ley de copyright aprobada recientemente para este país.

Desde 2012, cualquier proyecto de ley propuesto por los ciudadanos respaladado con 50.000 firmas deberá ser sometido a votación en el Parlamento. Aprovechando este pequeño rayo de luz en la estricta oscuridad de las leyes en Finlandia en torno a esta materia, el grupo de activistas Common Sense in Copyright, que no podía tener un nombre más explicativo, se propone un claro objetivo: una ley de propiedad intelectual justa y equitativa en el país.

         Common-sense

Según un artículo de Daily Dot, a pesar de que muchos países cuentan con derechos digitales reconocidos para sus ciudadanos, Finlandia se lleva la medalla de oro en este sentido. Cualquier finlandés puede iniciar una cuenta en el Open Ministry y proponer una reforma o proyecto de ley. Si éste recibe 50.000 apoyos reales en menos de seis meses, el Parlamento finlandés debe someterlo a votación.

To Make Sense of the Copyright Act, nombre de la propuesta legal del grupo Common Sense in Copyright sugerida este miércoles, tiene de plazo hasta de julio para conseguir las firmas. La cosa pinta bastante bien, ya que antes incluso de poner en marcha la campaña, cuando el proyecto aún se encontraba en sus etapas iniciales, se trataba de una de las ideas más valoradas en la web de Open Ministry. En pocas horas ha recibido más de 500 firmas, y de llegar al cupo necesario, podría convertirse en el primer proyecto de ley que pasa del Open Ministry al Parlamento.

Pero, ¿por qué esta reforma del copyright? Según ha explicado el grupo, desde la creación de una enmienda en el año 2006 a la ley de derechos de autor, se ha llevado a cabo un exceso de criminalización sobre la denominada piratería digital: “Innumerables jóvenes han sido encontrados culpables de crímenes de derechos de autor y condenados a pagar grandes cantidades de dinero, en algunos casos cientos de miles de euros en concepto de daños y perjuicios a las organizaciones gestoras del copyright”.

Entre los casos de acusaciones a jóvenes por delitos de copyright destaca la casi surrealista historia de una niña de 9 años cuya casa fue asaltada por la policía tras ser declarada sospechosa de descargar material con copyright. Su portátil de Winnie The Pooh fue confiscado para probar el caso. Según aseguró el padre, lo que ocurrió fue que intentó descargar un disco de un grupo que le gustaba a su hija a través de The Pirate Bay. Después, ante la imposibilidad de descargarlo, finalmente fue a una tienda y lo compró.

Por lo tanto, los objetivos del nuevo proyecto de ley son claros: reducir las sanciones penales por infracción del copyright y aumentar la capacidad de los ciudadanos para la copia digital de uso propio. El grupo ha querido aclarar que “no se trata de una propuesta de ley a favor de la piratería”, sino de “hacer que la descarga individual de material protegido por copyright desde Internet sea reducida a un delito menor. Además, permitiría el "uso justo" de material protegido para la parodia, la sátira o dirigida a la propia enseñanza.”


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios