Comienza el asedio a Mega por violación de derechos de autor

Demasiado tiempo estaba durando la calma para Mega y Kim Dotcom. Poco más de una semana después de su exitosa salida, Mega ya acumula alrededor de 150 avisos de diversos países, entre los que no podía faltar EEUU, por violaciones de derechos de autor.

Según ha publicado PC World, el nuevo Mega pretendía eximirse de toda culpa legal e infracciones de derechos de autor encriptando todo el contenido subido por los usuarios. De esta manera, Mega pretendía desentenderse de lo que sus usuarios guardan en sus servidores para no asumir ninguna responsabilidad, aunque sí se compromete a eliminar el contenido al recibir una notificación válida de infracción de derechos de autor.

Ira Rothken , el abogado de Dotcom en EEUU, aseguró que el portal había reaccionado con rapidez a las notificaciones de infracción. "Mega no quiere que se utilicen sus servicios de almacenamiento para propósitos ilegales", aclaró el ¿ingenuo? abogado.

Pero al parecer, no todo es tan sencillo como parece. Aunque Mega pretnda ser un sitio web legalmente protegido de cualquier responsabilidad por el intercambio y la copia de material con derechos de autor de los usuarios, podemos descubir algún que otro agujero en su cuidada estrategia.

Según desvela Forbes, el contenido de Mega puede ser compartido entre sus usuarios mediante el intercambio de un enlace, que puede ser descifrado si el usuario también comparte la clave de cifrado. A pesar de que los términos del servicio prohíben estrictamente la distribución de material con derechos de autor, la mayoría de los usuarios ignoran estas reglas, especialmente en un sitio como Mega, cuyo linaje implica una violación de normas legales a gran escala.

Si los usuarios comienzan a publicar masivamente estos enlaces con sus claves de cifrado en sitios web especializados en piratería, Mega podría enfrentarse a la evidencia de que los archivos almacenados en su servidor contienen material con derechos de autor, a pesar de no poder acceder a esos archivos.

De hecho, a los pocos días del lanzamiento de Mega, algunos de sus usuarios pusieron en marcha un buscador llamado Mega-search.me para publicar los enlaces de sus archivos. Y no hace falta ser muy hábil para darse cuenta de que el contenido de la sección de vídeos de esta web contiene derechos de autor.

Mega search

¿Volverá la calma para Mega después de esta tormenta? ¿O se trata, sin duda, de un portal sentenciado al fracaso?


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios