BAQUIA

Los peores CEOs de 2012

No todas las listas recopilatorias eligen a los que destacan en su sector. También hay algunas que destacan a los que peor lo han hecho. Como BusinessWeek, que ha seleccionado a los cinco CEOs más torpes de 2012, aquellos que acabaron con las empresas que dirigían… o casi:

1. Brian Dunn, quien dimitió en abril de su cargo al frente de la cadena de supermercados Best Buy después de ser acusado de mantener una relación sentimental con una empleada mucho más joven. Sin embargo, no es por eso por lo que preside la lista, sino por hundir el precio de la acción y las ventas, perder cuota de mercado ante competidores menores y provocar pérdidas de 6.400 millones de dólares con sus errores de cálculo financiero.

Dunn

2. Aubrey McClendon, CEO de Chesapeake Energy, que no supo mantener una clara separación entre sus finanzas personales y las de la empresa. McClendon "tomó prestados" durante tres años 1.100 millones de dólares en bienes de la compañía, y también generó importantes conflictos de intereses al manejar un fondo de inversión de 200 millones de dólares en empresas de su sector (petróleo y electricidad). Tampoco ayudó para su buena imagen el uso privado del jet de la compañía, ni el patrocinio del equipo de baloncesto Oklahoma City Thunder mientras McClendon era el propietario.

3. Andrea Jung, quien dejó de dirigir Avon en abril, incapaz de resolver las dificultades económicas de la compañía, incluso rechazando una oferta de compra por 10.700 millones de dólares de Coty que habría resuelto los problamas de Avon, cuyo valor de mercado ha caído desde 2004 de 21.000 a 6.000 millones de dólares. 

4. Mark Pincus, CEO de Zynga, una compañía que vio en 2012 cómo perdía casi todo su brillo, con una caída del 75% en el valor de sus acciones y fuga masiva de sus ejecutivos. La creadora de Farmville y otros exitosos juegos sociales cometió el error fundamental de depender en exceso de Facebook, que se llevó la mayor parte de sus ingresos. Ni siquiera la salida a Bolsa en 2011 consiguió remontar el vuelo.

5. Rodrigo Rato, que dejó de dirigir Bankia en julio, de donde salió con acusaciones de estafa, apropiación indebida y falsedad. En 2011 Bankia anunció unos beneficios de 309 millones de euros; cuando Rato se marchó, el balance negativo era de 3.000 millones de euros de pérdidas. Un currículum que no fue obstáculo para incorporarse después como Consejero de Telefónica.

En la lista hay otros dos candidatos que se quedan fuera por poco: Mark Zuckerberg, CEO de Facebook, y  Andrew Mason, CEO de Groupon. Según BW, a los dos les puede el exceso de ego, y nada demuestra que tengan la habilidad de dirigir una gran empresa pública. Lo veremos en los balances de fin de año. 


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios