BAQUIA

¿Wifi gratis en EEUU? De momento no

Fotolia_40687005_subscription_monthly_xxl

La idea de una red de wifi pública en EEUU es algo en lo que la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC) lleva trabajando unos años. De hecho, hace unos días se armó un gran revuelo en los medios de comunicación estadounidenses ante el anuncio de que esta red podría llegar a todas las zonas del país en unos años.

Una conexión wifi nacional gratuita implicaría que cualquier ciudadano pudiese conectarse a la red desde cualquier parte del país, e incluso hacer llamadas a través de la red-por ejemplo, usando programas VoIP- sin tener que pagar facturas de móvil.

La propuesta de la FCC consiste en que las cadenas de televisión locales de vendan parte de sus frecuencias al Gobierno para que este pueda utilizarlas como parte de la red pública de acceso a Internet por vía inalámbrica. Las frecuencias que el Gobierno quiere liberar son mucho más potentes que aquellas en las que actualmente se ofrece el wifi de uso doméstico y tienen un alcance mucho mayor.

Gigantes de la tecnología como Google o Microsoft se han mostrado favorables ante esta iniciativa que, según ellos, supondría un gran avance y la explosión de innovaciones en el mundo de las telecomunicaciones que beneficiarían a los ciudadanos sobre todo a los más pobres.

Sin embargo, hay quien ve en esta posible red gratuita unos fallos importantes que hacen que la idea de la conexión pública a Internet sea una cuestión difícil de llevar a la práctica.

Para empezar, la construcción de una red wifi que abarcara todo el país conllevaría unos costes elevados ya que la infraestructura necesaria sería muy grande, ¿quién asumiría esos costes? Cuesta creer que cualquier empresa vaya a realizar una inversión tan elevada en la creación de una red que luego vaya a ofrecer de manera gratuita, principalmente porque no obtendría ningún beneficio.

Además, como apuntan algunos, llevar a cabo esta idea supondría acabar con el modelo de negocio de los proveedores de Internet, un negocio que mueve 178.000 millones de dólares. Es por eso que las grandes compañías se han creado una campaña para frenar la propuesta de la Comisión. Los principales detractores son AT&T, Qualcom, Intel y T-Mobile que afirman que el gobierno debería dedicarse a subastar el espectro, no a competir con los proveedores.

A pesar de las noticias que circulan en la red, la propuesta de la FCC aun está en fase de análisis pero por el momento no parece que el acceso a Internet gratuito vaya a ser una realidad en un futuro cercano, sobre todo por las dificultades y el elevado coste que implicaría su puesta en marcha.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios