BAQUIA

¿Debemos agregar a nuestros clientes como amigos en Facebook?

Durante los primeros meses de la primera campaña de social media de nuestro negocio tendemos a seguir o enviar solicitudes de amistad a todos nuestros clientes, tanto reales como potenciales. Pero a medida que nuestro negocio va creciendo en las redes sociales, debemos pararnos a pensar un momento ante la tentación de aceptar cualquier solicitud.

Social Media Today ha publicado un artículo sobre aquello que debemos tener en cuenta antes de aceptar o enviar una solicitud en una red social, en este caso, Facebook.      

                               Facebook solicitud

La privacidad: lo primero que debemos tener en cuenta es si estamos dispuestos a que todos los usuarios que aceptemos como amigos tengan acceso a los detalles de nuestro perfil y a todas o casi todas las actualizaciones (a no ser que utilicemos listas de amigos para filtrar nuestras publicaciones o información). ¿Realmente quieres que todos tus clientes puedan ver una foto de tus hijos o conversaciones con algún amigo o familiar?

– Facebook tiene un límite de amigos: si comienzas a enviar y aceptar solicitudes a lo loco, es probable que en pocos días te encuentres con que has alcanzado los 5000 amigos, el máximo establecido por Facebook. En tal caso, deberás comenzar el poco agradable proceso de “sacrificar a algunos de tus amigos”, con el fin de no dejar fuera a clientes más importantes. Para evitar esto, y como más vale prevenir que curar, mejor ser algo más moderados a la hora de ampliar nuestra lista de amigos.

– Perfil vs Página: si tu intención es agregar como amigos a clientes con fines estrictamente comerciales, debes saber que podrías estar violando algunos términos de Facebook: "Usted no va a utilizar su perfil personal principalmente para su propio beneficio comercial, para estos fines usted utilizará una Página de Facebook”, afirman los Términos de Uso de la red social.

– Accesibilidad: si finalmente decides filtrar a algunos de tus amigos para limitar su accesibilidad a tu perfil, debes saber que puede que estos se den cuenta de ello al no poder, por ejemplo, publicar en tu muro.

En definitiva, todo depende de ti. Un buen criterio para aceptar o rechazar una solicitud podría ser pensar en si serías amigo de ese contacto de no ser uno de tus clientes.

¿Aceptas todas las solicitudes de amistad del perfil de tu negocio en Facebook? Y si no es así, ¿qué criterio utilizas para aceptar o rechazar las solicitudes?


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios