La silla que se adapta a las nuevas formas de trabajar

La mayoría de personas que pasan muchas horas sentadas lo suelen hacer en su trabajo, donde suelen estar utilizando un ordenador, una tablet o un teléfono móvil. Pero las nuevas tecnologías y dispositvos también han modificado nuestra posición a la hora de estar sentados.

Sabemos que es necesario estar sentados sobre una silla que sea cómoda y se adapte a nuestros movimientos. De lo contrario, estar tanto tiempo sentado sobre un asiento rígido  o sin forma alguna, puede ocasionar problemas que afectan a nuestra salud y a nuestra espalda, además de producir incomodidad, dolor o desconcentración.

Pero ahora, cuando interactuamos con estos nuevos dispositivos, adoptamos diferentes posturas, que hasta ahora no eran tan comunes. Las clásicas recomendaciones para adoptar una postura cómoda y saludable delante del ordenador no necesariamente sirven cuando se maneja un portátil, una tableta o un smartphone.

Es por todo esto que AF Steelcase, una compañía española perteneciente al grupo internacional Steelcase,  especializada en el asesoramiento, diseño y equipamiento de los espacios de trabajo, ha creado Gesture, una silla que se adapta a las diversas posturas que adoptan quienes trabajan con diferentes dispositivos tecnológicos.

Para diseñar la silla, la empresa estudió las posiciones corporales que adoptan los usuarios de los ordenadores, de teléfonos y de las tabletas mientras están sentados. Después de observar a 2.000 personas en 11 países, llegó a la conclusión de que existen al menos nueve posturas diferentes.

Posturas gesture

 

Las caracterísitcas de subir y bajar el asiento, o la de inclinar o no el respaldo son insuficientes para cubrir las necesidades de los usuarios. La silla Gesture cuenta con un respaldo que se mueve dependiendo de la inclinación de la espalada de la persona en cada momento, sin necesidad de utilizar ninguna palanca.

Además, el usuario se encuentra en contacto con el propio asiento, movíendose de forma sincronizada para conseguir una sujección lumbar. Este asiento es flexible, de forma que se puedan subir los pies, y también cuenta con una forma que permite una ditribución equitativa del peso.

Para las extremidades superiores, la silla cuenta con unos apoyabrazos donde descansar los brazos y hombros, que también se mueven para ajustarse a los cambios posturales del usuario, dependiendo de si está tecleando en el ordenador o si, por el contrario, está con el smartphone o la tablet  sujetos en el aire.

La silla estará a la venta en octubre de este año, a un precio todavía no especificado.

0

 


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios