BAQUIA

Tatuajes electrónicos para controlar la salud

Si eso de poder doblar una pantalla ya te había dejado boquiabierto, prepárate para lo último. Aprovechando los últimos avances en electrónica flexible, unos investigadores han ideado una manera de imprimir literalmente los dispositivos sobre la piel humana.

Estos sistemas tendrían la función de controlar la salud del usuario, siendo útil entre otras cosas para controlar la cicatrización de la piel en el caso de heridas quirúrgicas. Estos dispositivos podrían llevarse durante todo el día, sin suponer ningún inconveniente para realizar cualquier tipo de actividades cotidianas.

Según informa Technology Review, esta nueva técnica se conoce como “electrónica epidérmica”, y ha sido demostrada por John Rogers, un científico de materiales de la Universidad de Illinois. Esta tecnología es posible gracias a electrodos ultrafinos, sensores y energía inalámbrica.

En un primer momento, el dispositivo fue diseñado sobre un soporte fino y elástico que podía sujetarse a la piel. Según Rogers esto estaba bien para ir a la oficina, pero ¿y si quieres ir a la piscina o darte una ducha?

Ahora, Rogers y su equipo han descubierto la manera de imprimir este dispositivo en la piel, como si de un tatuaje se tratara -o más bien de una calcamonía-, lo que vuelve al dispositivo más duradero y resistente. Incluso es posible aplicar algún tipo de spray para proteger aún más el tattoo y ligarlo a la piel de una manera más segura.

         Dispositivo piel 1

El dispositivo puede durar en la piel un máximo de dos semanas. Después, el proceso de exfoliación natural de la piel hace que descascarille. Durante este tiempo el tatuaje electrónico es capaz de medir la temperatura, la tensión y la hidratación de la piel, algo bastante útil para un seguimiento general de la salud, o para aplicaciones más específicas como la cicatrización de heridas. De esta manera, el dispositivo podría enviar al hospital información de la evolución del paciente, sin necesidad de que éste acuda a su médico.

Rogers ha confirmado que esta tecnología podría empezar a comercializarse por MC10, una compañía co-fundada por él en 2008. Si las cosas salen según lo planeado, en aproximadamente un año y medio la compañía habrá desarrollado este producto de manera aún más sofisticada.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios