Google zanja con 7 millones de dólares la investigación por recolectar datos de las wifis

Tras casi tres años de investigación y semanas de rumores, finalmente se cierra en EEUU el caso de las “Wi-Spy”.

Google ha aceptado pagar un total de 7 millones de dólares por la recopilación no autorizada de datos de wifis privadas, mientras los coches de la compañía tomaban imágenes para cartografiar los mapas del servicio Street View.

Este acuerdo pone punto y final a una serie de acciones legales llevadas a cabo por el gobierno de EEUU contra las actividades irregulares que habría estado realizando Google.

Además de la cantidad que Google deberá pagar a los 37 estados afectados y al distrito de Columbia, la sanción incluye una campaña mundial que Google deberá elaborar para enseñar a los usuarios cómo proteger su redes wifi.

Street view

En 2010 comenzaron las acusaciones a Google de haber estado recopilando y espiando información de redes wifi privadas de ciudades de todo el mundo desde el año 2008.

En un principio, Google habría desmentido estas acusaciones, para después, en 2010, admitir que estos datos se habían recopilado "por error". No obstante, abogados del estado de Oregon siguieron investigando para demostrar que los de Mountain View sabían exactamente lo que hacían y que nada ocurrió por mera casualidad.

Pese a que, tras esta sanción, Google cierra el caso en el país norteamericano, la compañía aún sigue teniendo numerosos conflictos abiertos en países europeos como España, Francia y Alemania, donde las acciones legales contra Google siguen en curso.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios