BAQUIA

Marissa Mayer y su decisión sobre el teletrabajo

Soy de la opinión de The New Yorker sobre el tema. Su decisión no tiene que ver con una repentina aversión al teletrabajo, sino con una bien pensada estrategia de empresa. Como explica la revista, se ha escrito mucho sobre el efecto del teletrabajo en los empleados y bastante menos sobre cómo afecta a la empresa.

Yahoo era una empresa que había perdido el alma. Marissa necesita crear un nuevo sentimiento de pertenencia y orgullo, y eso requiere la cercanía del que encuentra a su compañero tomándose un café en la oficina. Está demostrado que algo muy esencial en una empresa es precisamente ese espíritu de pertenencia que requiere la interacción diaria con los demás compañeros.

¿Quiere eso decir que no hay que promocionar el teletrabajo? No, lo que significa es que, cuando una empresa ha perdido el rumbo, no puede permitírselo. Aunque sea temporalmente, tiene que llamar a todos sus recursos a trabajar en coordinación y más juntos que nunca.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios