BAQUIA

Llega la película que interactuará con el público a través de una app

Apagar los móviles en el cine antes de que empiece la película es un hábito que, por suerte, la gran mayoría de espectadores respeta. Desde que los smartphones han invadido nuestra vida. para muchas personas es cada vez más difícil separarse de este cacharro durante la hora o dos horas de sesión. Y si antes nos incomodaba el sonido de éstos, el brillo de sus pantallas en la oscuridad de la sala es cada vez más molesto.

Aunque suene contradictorio, el cineasta holandés Bobby Boermans está animando a los espectadores a mantener sus smartphones encendidos durante su última película, App. El motivo de esto es una aplicación gratuita que los espectadores pueden descargar en su teléfono antes de entrar en la sala, para recibir contenido sincronizado con esta película de terror, según ha informado Psfk.

El thriller psicológico tiene como protagonista a Anna Rijnders, una estudiante obsesionada con las redes sociales que un día descubre Iris (cómico que sea “Siri” al revés), una misteriosa aplicación que envía una serie de códigos. Los espectadores de App recibirán en sus teléfonos los mismos códigos que Anna, además de otros contenidos que dan lugar a una nueva dimensión en la experiencia de interacción con las películas.

           0

Pero, ¿qué pasa con aquellos que vayan a ver la película y no tengan smartphone? Robin de Levita, director creativo de Imagine Nation, la compañía encargada del desarrollo de esta aplicación, ha asegurado que el uso de ésta no es necesario para disfrutar de la película.

“La película funciona perfectamente sin la segunda pantalla. Es un thriller bien estructurado, pero la app nos proporcionará información adicional o contenido que enriquecerá la experiencia durante 35 momentos diferentes de la película. Por ejemplo, en una escena en la que los espectadores vean a dos personas encerradas en una habitación con una bomba a punto de explotar, aquellos espectadores que esté utilizando la aplicación sabrán los segundos exactos que faltan para el estallido.”

Otra de las dudas más frecuentes es: ¿cómo podré concentrarme en la película si tengo que estar atento a mi teléfono? También hay solución para esto. Los espectadores deberán mantener su teléfono en su regazo, de tal modo que la vibración les advierta cuando la aplicación tenga un nuevo mensaje para ellos. Y los más despistados siempre podrán enterarse de esto cuando se iluminen los teléfonos del resto de la sala.

¿Cuánto mejorará realmente la experiencia de los espectadores? ¿Se trata de algo innovador, o resultará realmente molesto? Para conocer las primeras críticas, deberemos esperar a que el film sea puesto a prueba en los cines holandeses a partir del 4 de abril.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios