BAQUIA

Demanda de Hispalinux a Microsoft por el “arranque cautivo” de Windows 8

Windows8-drop1

Microsoft está bastante acostumbrado a recibir sanciones jurídicas. La última sucedió a principios de mes, cuando la compañía fundada por Bill Gates fue condenada a una multa de 561 millones de € por no ofrecer alternativas para elegir otro navegador diferente a Internet Explorer en Windows 7.

Ahora la multinacional se encuentra ante un nuevo conflicto. En esta ocasión es la asociación española de usuarios de Linux, Hispalinux, la que presenta una demanda contra Microsoft. La asociación, que cuenta con más de 8.000 miembros, presentó este martes la demanda contra Microsoft ante la sede madrileña de la Comisión Europea.

Los usuarios de Linux se quejan de que en algunos dispositivos que incorporan Windows 8, Microsoft ha dificultado el cambio de Windows a otros sistemas operativos, incluído el propio Linux. "La mecánica del control del sistema de arranque de los computadores configura un uso indebido del mismo para excluir tecnologías alternativas por razones anticompetitivas", explican en un comunicado.

Hispalinux define Windows 8 como un sistema cautivo, ya que impide que arranque cualquier otro sistema operativo diferente, en teoría para proteger la seguridad de usuarios y aparatos. Una situación a la que se ha llegado con la connivencia de los fabricantes de hardware: "De esta forma, cualquier programa que pretenda funcionar en el mercado donde Microsoft tiene posición de dominio deberá tener el consentimiento de Microsoft. Es decir: los productores de software deberán pactar con Microsoft. No con el consumidor".

Una vez más se hace referencia al tantas veces mencionado abuso de posición dominante de la empresa de Redmond: "Para lograr el control de los sistemas de arranque de los ordenadores Microsoft está teniendo que negociar, o probablemente más bien, dar instrucciones, dado su posición de dominio en el mercado y en su interés por dar el golpe a los fabricantes de ordenadores".

La asociación considera que los acuerdos que ha alcanzado Microsoft con otros fabricantes suponen una amenaza para toda la industria europea del software, no sólo la de código abierto, además de ser competencia desleal y un impedimento para disfrutar de la innovación. "El incentivo en los mercados de software se desplaza de la competencia que logra su ventaja de la calidad a la aceptación y subordinación a los criterios y el comportamiento estratégico de Microsoft".

En conclusión, "Para lograr el control de los sistemas de arranque de los ordenadores Microsoft está teniendo que negociar, o probablemente más bien, dar instrucciones, dado su posición de dominio en el mercado y en su interés por dar el golpe a los fabricantes de ordenadores". Por todo esto, Hispalinux cree que es necesaria la intervención de la Comisión Europea, ya que se podría estar vulnerando el Derecho comunitario.

No sólo eso, tampoco descarta que se esté cometiendo un delito contra los consumidores, ya que la limitación de prestaciones por el producto que se ha comprado podría atentar contra la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios