BAQUIA

Llévate la consola al cole

Cuando en muchas partes aún se debate si de verdad es útil el uso de ordenadores en la educación de los niños, en algunos colegios de Estados Unidos van más allá: no sólo utilizan la tecnología, sino que animan a los estudiantes a que lleven sus propios smartphones, tabletas e incluso consolas a clase.

Como nos cuenta el New York Times, los educadores afirman que los alumnos pueden servirse de sus propios gadgets para aprender a través de las aplicaciones de una manera sencilla, por ejemplo mediante aplicaciones para aprender matemáticas y poner a prueba sus conocimientos a través de cuestionarios, que además podrán compartir y comparar resultados.

El concepto se conoce como BYOT (Bring Your Own Technology), una especie de traslación a las aulas del modelo BYOD (Bring Your Own Device) que cada vez se extiende en más centros de trabajo.

Clase tablet

El que los alumnos dispongan de sus propios dispositivos supondrá un ahorro para los centros educativos, ya que no todos pueden permitirse costear los aparatos. Algunos centros de Florida, Atlanta y Houston ya se han apuntado a esta nueva tendencia, aunque también tiene detractores que ven esta medida como una simple forma de ajustar el presupuesto.

Además esta el hecho de que no todos los alumnos tendrán los mismos gadgets, por lo que el profesorado tendrá que adaptarse y el nivel de aprendizaje no será el mismo dentro de cada clase. Esto puede ser una suponer que se el plan de estudios quede relegado a un segundo plano, dependiente de la tecnología.

En cualquier caso, llama la atención el cambio de actitud de los centros educativos ante los gadgets: en los mismos colegios donde hace apenas dos años estaba terminantemente prohibido usar los móviles en las aulas, ahora se permite a los niños llevar sus dispositivos.

¿Por qué ese cambio? Desde el colegio Volusia County, en Florida, explican que se dieron cuenta de que era más beneficioso aprovechar las "profundas conexiones" de los estudiantes con sus gadgets que prohibirles su uso.Y a la vez, se ahorran el gasto de mantener un departamento informático.

Ahora, han disminuido los costes de mantenimiento y las quejas de reclamaciones y alumnos. El principal problema informático pasa a ser quedarse sin batería. Además, el hecho de que los estudiantes utilicen diferentes dispositivos no es un handicap, porque todos trabajan con las mismas lecciones online y aplicaciones. Gracias a Internet, se iguala su nivel de aprendizaje.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios