BAQUIA

¿Has participado en un ataque DDoS y no te has enterado?

Datacenters

Los ataques de denegación de servicio (DDoS) se caracterizan por un bombardeo masivo a un servidor, que acaba colapsado y caído – y por tanto, también la web que aloja- ante la imposibilidad de dar respuesta a todos las peticiones de acceso.

Aunque este tipo de ataques no suelen producir daños tecnológicos graves a quien los sufre, sí suponen una evidente molestia por los costes asociados al tiempo en que la página está caída y los recursos que hay que dedicar a restablecerla.

Esos bombardeos pueden originarse desde redes de ordenadores zombi, conocidas como botnets, que previamente han sido infectados con malware instalado por el atacante, para así controlar a distancia las máquinas.

Es por eso que cualquier ordenador conectado a Internet está expuesto a ingresar las filas de los ejércitos atacantes, y muchas veces sin que su propietario se entere de lo que está pasando.

¿Cómo saber si nuestro ordenador se ha convertido en un agresivo atacante? Cnet nos lo explica en este artículo. Por supuesto, lo primero que hay que hacer es tener activadas todas las medidas de seguridad recomendables (antivirus, firewall, desconfiar de enlaces y archivos sospechosos, etc.), para reducir al mínimo el riesgo de infecciones.

Pero aún así, por muy prudentes que seamos, nunca podemos estar completamente a salvo de las infecciones. Así que hay una serie de consejos que podemos seguir para reducir el riesgo:

No utilizar una cuenta de administración de Windows. La mayoría del malware está dirigido a Windows, no por nada personal, sino por ser el sistema operativo más extendido. Utilizar un administrador de un sistema operativo diferente añade un nivel extra de protección contra el malware.

Programar actualizaciones automáticas de software. Hay programas que automatizan las actualizaciones de software, y vigilan que se haga de forma segura, por ejemplo, Tech Tracker. También se puede configurar Windows Update para hacerlo.

Utilizar un segundo programa anti malware. Dado que ningún programa es totalmente infalible, es recomendable utilizar un segundo software para escanear el sistema. Malwarebytes Anti-Malware y Malicious Software Removal Tool de Microsoft son dos buenas opciones, y las dos son gratis.

Ayuda si has sido atacado. Gigantes de Internet como Google o Microsoft pueden resistir un ataque DDoS sin despeinarse, pero webs pequeñas o medianas casi seguro que se tambalearán. En Internet se pueden encontrar algunas guías con ayuda y recursos para prevenir o reponerse de un ataque, como la de EFF. También Google echa una mano en esos casos.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios