El 35% de los trabajadores teme perder su puesto de trabajo

Que el mercado laboral se ha visto tremendamente golpeado por la actual crisis económica es un hecho indiscutible. A pesar de que los medios de comunicación nos inundan cada día con una avalancha de cifras y porcentajes cada vez más deprimentes, conviene prestar atención al último informe sobre el mercado laboral en 2013 publicado por Hays, una multinacional británica dedicada a la selección de profesionales cualificados.

Según la Guía Laboral 2013, la cifra de paro en España alcanza un nuevo record, llegando al 26% de la población activa. Además, entre los encuestados que aún conservan su empleo, un 35% teme perderlo durante este año. Un 70% de aquellos que decidieron emigrar en busca de trabajo desea volver a España tan pronto como mejore la situación. Esto último es un punto favorable, ya que estos profesionales volverán a nuestro país con una experiencia internacional que aportará un alto valor a las empresas nacionales. Sin embargo, es posible que la vuelta se demore unos años más.

Encuesta 1

Si nos centramos en el sector de Tecnologías de la Información, observamos que es el menos afectado por la situación económica, ya que se trata de un sector anticíclico donde la demanda de profesionales responde a la dinámica interna más que a los vaivenes de la economía nacional.

Este año, muchas de las ofertas de empleo estarán ligadas al desarrollo alrededor de la telefonía móvil, tanto iOS como Android. Además, más de la mitad de los empresarios, un 51.3%, realizarán contrataciones este año, especialmente en Ingeniería (29.4%), Ventas (56.8%) e Informática (29.8%).

Encuesta 2

¿Qué buscan las empresas?

La progresiva internacionalización de las empresas españolas, que buscan salida a sus productos y servicios en otros países para crecer, ha llevado a los empresarios a ser más exigentes con el perfil de profesional que buscan.

Entre las características más demandadas por los empresarios están la experiencia, la capacidad de los trabajadores para ofrecer un retorno de la inversión inmediato, una gran capacidad de adaptación y de evolución en un entorno tan cambiante, y por supuesto, los idiomas. El 91% de los empresarios considera imprescindible el inglés, frente a un 76% que considera imprescindible el castellano.

Además, la diferenciación del candidato se centra cada vez más en las competencias personales y determinadas actitudes durante la entrevista de trabajo. Cosas como mostrar arrogancia o criticar a la antigua empresa pueden ser determinantes para el entrevistador, y hacer que el candidato pierda la oportunidad de conseguir el trabajo.

Por último, el estudio también incluye una guía salarial actualizada con las principales posiciones en cada uno de los diez grandes sectores de actividad económica. Se compara la oferta salarial para las mismas posiciones en cinco de las ciudades más importantes de España en función de la experiencia. Por norma general, Madrid ocupa la primera posición en cuanto a salarios, seguida por Barcelona, Bilbao, Valencia y Sevilla. 

Las empresas se están viendo obligadas a buscar nuevas fórmulas para captar y retener el talento con presupuestos más reducidos. El pasado año la mitad de las empresas congelaron los salarios. Las fórmulas mixtas, que incluyen componente variable y beneficios no financieros, se afianzan en el panorama laboral. Un 56% de las empresas paga remuneración variable a sus empleados, normalmente ligada a resultados y objetivos, tanto individuales como en referencia a los resultados generales de la empresa. 

Desde el punto de vista de los trabajadores, el salario es una de las razones que más motiva a los trabajadores a abordar un cambio de empleo: el 38.8% considera que el sueldo que percibe no es adecuado, y sólo un 20% del total considera que está ajustado al trabajo desempeñado. Otro dato sorprendente es que a pesar de la alta cifra de paro, hasta un 30% de los trabajadores en paro rechazaron una oferta de trabajo en 2012. ¿Las razones? En la mayoría de los casos, el salario no era suficiente.

Como punto positivo, las empresas están tratando de compensar la reducción de salarios con los beneficios no financieros, que cuentan con una aceptación del 90% entre los profesionales. Mientras en 2011 eran un 30% las empresas que no ofrecían este tipo de beneficios a los empleados, este año son apenas un 16% las que no lo hacen. Los más populares son el coche de empresa (44%) y la formación externa (42%). Esta última goza de especial aceptación entre los empleados, ya que aporta un valor añadido a su perfil profesional y hace aumentar su empleabilidad.

¿Comenzaremos a ver una mejora temprana en el mercado laboral? ¿Ayudarán las nuevas formas de negocio basadas en el potencial de Internet a sobrellevar la situación? ¿O aún nos quedan por delante años de estancamiento?


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios