BAQUIA

¿Has oído hablar del dropshipping?

Aunque en España el dropshipping no tiene el mismo éxito que en otros países, es un sistema de venta muy ventajoso que, poco a poco, se está instaurando en el país. Para aquellos que no hayan oído hablar antes de él, o lo hayan escuchado pero no tengan claro el término, aquí dejamos una breve explicación sobre su funcionamiento.

El dropshipping es un tipo de venta online al por menor,es decir, una venta directa al consumidor. El rol de la persona que realice el dropshipping será de intermediario entre el proveedor y el cliente a través de una tienda online. De esta manera, el empresario ganará dinero por la comisión o diferencia de precio entre la compra al mayorista o productor y la venta al consumidor.

Este modelo de negocio se caracteriza principalmente por las ventajas que ofrece. Entre ellas destacan los escasos riesgos que conlleva y la escasa inversión que requiere.

Dropshopping

Para abrir un negocio de este tipo, en principio basta una sola persona, autónoma. Para comenzar a funcionar, lo primero es crear una página web llamativa, que atraiga al público para que compre los productos que se van a ofertar allí.

Los gastos de inversión son mínimos, puesto que sólo tendremos que desembolsar dinero en contratar a programadores o diseñadores que creen la página web,o bien crearla nosotros mismos con servicios como BaseKit, 1&1 o MiTucan. La calidad de la página, lógicamente, estará condicionada por la cantidad de tiempo y recursos que invertamos en su creación.

La tienda no debe tener un aspecto demasiado descuidado si no queremos que el cliente pierda el interés por comprar ahí, aunque tampoco es recomendable realizar una gran inversión sin comprobar antes que el nicho de negocio y los productos elegidos para vender a través de la web son rentables y funcionan.

Una vez creado el portal, habrá que promocionarlo, mediante publicidad y técnicas de SEO para que la gente lo conozca y elija este servicio para realizar las compras

Otra de las ventajas es que no se necesita stock, es decir, el empresario no tiene que comprar previamente los productos de la página web. Cada vez que se realice una compra a través de la página web, el emprendedor solo tendrá que realizar automáticamente ese pedido a su proveedor, quien lo enviará directamente al consumidor.

Además, con el dropshipping, el empresario no perderá dinero, puesto que esa compra la efectuará una vez que el cliente haya pagado por el producto. Sus únicas funciones serán las de elegir bien a los que serán su proveedores, para garantizar la calidad de su servicio, estar al pendiente de los precios y del trato con los clientes.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios