BAQUIA

Los seis perfiles del emprendedor de franquicias

La consultora Erpasa Consulting ha presentado un barómetro con los seis perfiles de los emprendedores o empresarios que se decantan por la fórmula de la franquicia en España.

En primer lugar sobresale el perfil del autoempleo, aquel que trata de crear su propio negocio para generar trabajo. Es el perfil predominante con un 45% de los emprendedores, hombres y mujeres con edades entre 20 y 30 años de media, y que a falta de salidas laborales en empresas se decantan la franquicia para montar su primer negocio.

Este perfil de emprendedor es inicial. Sus conocimientos son básicos y buscan un modelo de negocio adaptado a sus necesidades, con una inversión inicial lo más ajustada posible, entre 20 y 40.000 euros. Se decantan por franquicias en negocios como ocio, alimentación, viajes y turismo o retail, y principalmente en provincias o ciudades pequeñas, donde los precios de los locales en alquiler son más asequibles.

Otro de los grupos destacados es el de las mujeres de entre 30 y 40 años, un rango en el que las mujeres se encuentran sin trabajo y deciden aportar un sueldo más al hogar. En este caso las mujeres recurren al apoyo económico del marido y de la familia para arrancar un negocio que pueda aportar a la economía familiar. Representan un 34% de las franquicias, y suelen buscar la inversión más económica, ya que no disponen de grandes recursos más allá de los ahorros personales y familiares.

Otro de los grupos identificados en el informe es el de los ex ejecutivos que han estado ligados a empresas importantes o con sueldos altos y que con la crisis se han visto desplazados o han perdido su trabajo. Este grupo creció un 26% durante 2012. La mayoría opta por una franquicia en un sector que ya conocen bien y donde tienen experiencia, o bien querían cambian de sector y dentro de la franquicia comienzan a trabajar con una nueva marca. En este caso no sólo buscan autoempleo, también una fuente de inversión y generar más beneficio.

Este grupo de perfil alto, ex ejecutivos a veces no sólo se decanta por una franquicia puntual y optan por el modelo máster franquicia, que consiste en obtener la exclusiva para una zona, comunidad autónoma o incluso un país completo, con un objetivo de aperturas mínimas y un plazo para llevarla a cabo en un tiempo determinado. Este modelo es más complejo y requiere no sólo de capacidad económica, sino de gestión y conocimiento de la zona y sector, ya que el empresario se compromete a cumplir para la franquicia unos objetivos mínimos firmados bajo contrato: número de aperturas, beneficios, expansión, márketing, publicidad. Se trata en este caso de inversiones en franquicias desde 50.000 euros para las más económicas hasta 400.000 euros para las grandes franquicias.

Por último, y en la escala más alta de los perfiles, destaca el inversor. Se trata de un perfil con recursos económicos amplios y que busca en la franquicia una inversión a medio y largo plazo. Para ello recurre a franquicias de restauración o retail principalmente, en las que invierte entre 150.000 y 600.000 euros. El análisis de Erpasa Consulting destaca una bajada importante de este grupo de perfiles dada la situación económica actual: durante el año pasado se quedó en un 15% del total de candidatos a abrir una franquicia.

Por último, destaca el denominado expansión internacional. Son candidatos de franquicia que buscan la expansión internacional de una marca española, bien con aperturas puntuales o bien en modo exclusiva como master franquicias. Suelen ser personas que vienen de otros países en busca de una marca, o españoles que emigran y quieren llevar consigo el modelo de negocio de esa marca. En este perfil aparecen tanto hombres como mujeres de entre 35 y 45 y años, con inversiones desde low cost hasta medianas.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios