BAQUIA

Las licencias salvan las cuentas de Microsoft

A pesar de la caída de ventas de PCs y a la decepción sufrida por la floja acogida a Windows 8 (para el que ya hay plan B), Microsoft sigue siendo una de las empresas tecnológicas que más beneficios ha registrado durante el primer trimestre del año.

La estrategia de venta de licencias a largo plazo a los fabricantes y a otras compañías está ayudando a amortiguar la caída en las ventas de PCs, que ya ha alcanzado un 14% durante los tres primeros meses de 2013. Microsoft ha apostado por el desarrollo del software y gracias a ello sus beneficios han crecido un 19% en este primer trimestre, impulsado sobre todo por la venta de sus productos de Office y Windows.

Además, la compañía de Redmond tiene en su haber un amplio repertorio de patentes que le permiten cobrar royalties, entre otras empresas a Google, por cada dispositivo Android o Chrome OS que se venda en el mundo.

Y es que Microsoft ya no se basa tan solo en la fabricación de PCs para hacer negocio, de hecho, al menos el 20% de los ingresos de la compañía provienen de fabricantes que pagan por poner Windows en sus dispositivos y alrededor del 45% proviene de los acuerdos de licencia multianual con los clientes que pagan millones de dólares para el acceso de tres años con el software Windows y Office de Microsoft.

Estas ganancias que llegan a Microsoft por otras fuentes ayudan a enmascarar los discretos resultados que está obteniendo en el hardware (menos PCs, pocos teléfonos y tabletas), donde se está viendo superado por compañías como Samsung y Apple, aunque en el mundo de los smartphones sus Windows Phone poco a poco se van abriendo un hueco.

Windows phone


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios