BAQUIA

¿Cobrar o no por los contenidos? El debate se lleva por delante a los editores de Der Spiegel

¿Cobrar o no cobrar por los contenidos? El eterno debate sobre los nuevos modelos de negocio de los medios de comunicación digital sigue dejando huella en Internet. En esta ocasión, se ha llevado por delante a los editores de la revista alemana Der Spiegel.

La revista de Hamburgo ha despedido a los editores Georg Mascolo y Mathias Müller von Blumencron. Según ha afirmado la compañía, el despido se debe a diferencias incompatibles entre ambos con la "dirección estratégica". Según algunas fuentes de la organización, ambos editores habían estado en desacuerdo desde que asumieron el mando en febrero de 2008.

           Image (17)

La colaboración de estas dos personas estaba originalmente destinada a fusionar la versión impresa con la versión digital de la publicación. Así fue durante algún tiempo, pero poco después las crecientes dificultades entre ellos impidieron que siguieran trabajando juntos. Finalmente, Mascolo tomó el timón de la revista y Blumencron la gestión de la página web, Spiegel Online, principal portal de noticias en Internet en Alemania y con un gran número de lectores en el extranjero.

Desde entonces, las tensiones se han mantenido en la compañía, hasta que hace poco llegaron a un punto irreversible en el que la convivencia entre ambos editores pasó a ser imposible. El motivo: un acalorado debate sobre la posibilidad de incluir contenidos de pago en la web.

Mascolo apoyaba totalmente este nuevo modelo de pago, mientras que Blumencron rechazó el concepto por completo y comenzó a mostrarse resentido por la intrusión de su compañero en su territorio online. Ove Saffe, presidente ejecutivo de Spiegel-Verlag, tomó la decisión de prescindir de ambos y buscar a una sola persona para hacer ambos trabajos.

Sin duda, el sucesor de Blumencron y Mascolo deberá afrontar una dura tarea, ya que la revista ha comenzado su declive desde hace algún tiempo. Las ventas semanales se han reducido a 933.000 ejemplares, casi un 10% menos que el año pasado. Por el contrario, según The Economist, el sitio web continua sumando lectores además de ser bastante rentable. A pesar de ello, la versión web aporta sólo el 15% de los ingresos del grupo, lo que llevó a la publicación a tomar medidas.

¿Se pasará Spiegel Online al modelo de pago por contenidos? ¿Conseguirán aumentar los ingresos de la web? ¿Mantendrán su alto número de lectores?


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios