BAQUIA

Hablando con… Paul de Fombelle (Sarbacán Software)

He pasado un rato hablando con Paul de Fombelle, Country Manager de Sarbacán Software, una compañía especializada en email marketing para pequeñas y medianas empresas.

Logo_sarbacan_blanc

Hoy en día todos sabemos qué es el email marketing y la mayoría de empresas recurren a él en un momento u otro, pero hace 10 años, cuando esta empresa de origen francés comenzó a ofrecerlo, casi nadie sabía de qué estaban hablando.

“Pertenecemos a un grupo que desde principios de los 80 está dedicado a informática y nuevas tecnologías. Ahora nuestra principal actividad es el email marketing, para el que aprovechamos todo ese conocimiento de tantos años especializados en TI”, dice Paul para explicar la evolución de la empresa, haciendo hincapié en que el servicio que prestaban al principio era muy diferente del que se presta ahora, pues tanto la tecnología como las necesidades de las empresas eran muy diferentes.

Evidentemente no sólo la tecnología ha evolucionado, también el público y las empresas lo perciben como algo diferente. Paul define dos cambios principales:

1. Profesionalización del canal, ya que al principio cada uno hacía lo que le parecía, todos eran nuevos y se cometieron muchos errores, como recurrir al spam, lo que penalizó mucho a esta forma de marketing. Se establecieron unas reglas muy estrictas, que obligaron a “tener que hacer las cosas bien”.

2. Universalidad, pues se pasó de un nuevo canal apenas conocido en 2001 a algo que todo el mundo usa en 2013.

Panel de control

No pude evitar volver a la cuestión del spam, y de cómo consiguieron devolver la confianza a las empresas, pues todos recibimos emails molestos y mucha gente tendrá tendencia a relacionarlo con email marketing.

“La clave es la relevancia” me corta Paul sonriendo “es necesario diferenciar el spam de la publicidad”. Y es que cuando recibimos algo que nos interesa, ¿no nos olvidamos acaso de que se trata de publicidad? De forma que cuando algo no es relevante (no nos interesa) nos resulta muy molesto.

Llegados a este punto, es necesario hablar de segmentación, pues todos tenemos bases de datos de clientes (o contactos) en nuestra empresa y como indicaba Paul, es necesario saber qué es relevante para cada uno de ellos, para que no nos manden directamente a la papelera.

“Existen algunas herramientas técnicas para realizar una cierta segmentación, aunque al final lo que cuenta es saber gestionar la base de datos” me explica.

AperturasToda la información que nos llegue como respuesta a nuestras newsletters es importante, pero debemos saber entenderla y utilizarla. Si pedimos demasiadas cosas a la vez, es probable que despistemos a la audiencia, es preciso ir poco a poco y clasificar por grupos a medida que vamos recibiendo respuestas. “Y no sólo a través de formularios, ¡existen otras formas más creativas!”

Como en otras tantas ocasiones, lo fundamental es tener un objetivo claro y concreto para cada acción y sobre todo, una estrategia sencilla: mientras más sencilla mejor.

Por último, pregunto a Paul por la situación de Sarbacán en España, cuando se cumplen dos años del inicio de actividades desde su oficina de Barcelona. “Poco a poco vamos creciendo, hay una necesidad clara de poder responder a las necesidades de los clientes de forma sencilla, no atarlos con compromisos sino convencerles con nuestro trabajo”.

Al despedirme, Paul me deja una última frase para la galería: “Somos una puerta para dar el paso”. Y es que, pensando sobre todo en las pequeñas y medianas empresas, que aprovechan internet para abrir sus ventas a un mercado mayor, es necesario aportarles herramientas sencillas y un contacto humano para que no se pierdan en el amplio mundo de internet. 


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios