BAQUIA

La odisea de importar gadgets desde China (I): la prospección

Juan Santesmases, Presidente Baquia.com

La historia se remonta a hace tres años, cuando las tablets empiezan a verse y se intuye que todo el mundo acabará teniendo algo parecido a un móvil muy grande o un portátil muy plano.

En ese momento decidimos explorar opciones, y entre ellas estudiar fabricantes en España de mini PCs que quieren posicionarse en este mercado, así como fabricantes directamente fuera de España que trabajan para terceros con su marca o en marca blanca.

En España te puedes encontrar a Airis y Blusens, también tienes unos cuantos importadores y mayoristas que te ofrecen stock y productos que te pueden traer de las fábricas, mayoritariamente de China. Por otro lado tienes un fabricante como Geeksphone, que ha negociado y diseñado varias modificaciones de terminales móviles y que encarga y fabrica un número importante de terminales para poder exigir personalizaciones completas.

Fuera de España tienes básicamente dos formas de investigar: online y atendiendo a ferias. Yo he hecho ambas, y las he completado con visitas a las fábricas y distribuidores directamente en Shenzhen, Guangzhou y Hong Kong

Si empiezas por buscar online, lo que haces es entrar en el portal más grande del mundo de fabricantes, Alibaba.com. Ahí lo tienes traducido (la traducción deja bastante que desear, pero al menos puedes entender y encontrar el producto), allí puedes encontrar absolutamente todo lo que te imagines: cualquier producto de merchandising, tecnología, barbacoas, menaje, motos, bicis, coches, tractores… todo.

Te das de alta y empiezas a volverte loco con la lista enorme de fabricantes -o que dicen ser fabricantes- que encuentras para cada cosa. Por ejemplo, esto es lo que te encuentras cuando buscas "tablet": ¡casi 600.000 referencias!

Tablet alibaba

Lo que tienes que hacer es segmentar la búsqueda, ver que el proveedor que encuentras sea de los que paga en Alibaba, y que sea Gold para tener alguna mínima garantía. La mayoría de lo que te vas a encontrar son traders: intermediarios, agentes comerciales, distribuidores, etc. Si ves que está en Hong Kong ya sabes prácticamente seguro que no es fabricante. Debes de segmentar también por área geográfica, por ejemplo, si quieres electrónica pues en Shenzhen.

Y cuando por fin das con alguno que aparentemente tiene lo que buscas, entonces copia el nombre y búscalo en Google para ver si eres capaz de encontrar una página web o una empresa que exista con ese nombre, para así proteger el negocio de Alibaba y que puedas ir a través de su plataforma. Muchas veces no vas a encontrar nada, si es así olvidate y busca otra vez, porque si no nunca llegarás a la fuente real ni a poder visitar la fábrica.

Otra forma de "tanteo" es empezar a pedir ofertas de los productos: tienes que decir que quieres varios cientos de unidades y que necesitas probar una muestra (sample), y preguntar cuándo podrías tenerla y a qué precio. Ellos lo tienen perfectamente tabulado, suele costar un 20% más que cuando haces compras por volumen, te lo envían por avión que es más caro, pero en 15 -30 días lo tienes.

Chinandroid2

Con esto ya empiezas a tener interacción directa con el agente, trader o empresa, y si es el mismo fabricante ya empiezas a tener un email para identificar un dominio y poder intuir cómo de serios son o qué imagen dan en la parte web, si la tienen traducida o no y si tienen alguien que sepa inglés (en casi todas ya tienen una mujer en marketing que escribe y habla en inglés, pero que suele tener muy poco conocimiento técnico).

Lo normal es que empieces a interactuar por email y por mensajería instantánea, Skype la mayoría de las veces: prefieren darte la información por este canal y no por email para no comprometerse por escrito. Cuando ves que ya tienes precios, que las caracteristicas coinciden con lo que buscas exactamente, no esperes adaptaciones o personalizaciones de ningun tipo aunque te digan que sí es posible, si no coincide exactamente, olvídate.

Entonces, si ya lo tienes todo, te lanzas y compras varias unidades de prueba, una, dos o tres. Lo haces con un par de empresas de las que has encontrado y esperas a ver qué te llega: con suerte, una de cada tres veces puede que coincida con lo que esperabas recibir. En apariencia se ajustará a tu pedido, pero en funcionamiento no vas a tener ninguna sorpresa positiva, siempre habrá algo que no funcione, que falle, que tenga una calidad pésima o que tú hayas entenido mal según su opinión.

Olvídate de devoluciones o de reparaciones: esto es una inversión del estilo de jugar a la lotería.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios