EEUU dice no a las pistolas 3D

Liberator

Hace sólo unas semanas, el Senado estadounidense echaba para atrás los planes de Barack Obama de introducir mayor control en la posesión y venta de armas en EEUU, después de la última matanza en un colegio de Connecticut. Para gran decepción del presidente, su iniciativa fue rechazada ante la presión de los lobbyes.

A la facilidad con que se puede comprar y utilizar un arma en EEUU, sólo faltaba añadir una pistola que cualquiera puede fabricarse en casa con una impresora 3D. Una pistola de plástico, pero capaz de disparar fuego real. Por suerte, esta vez los políticos parece que han reaccionado rápido.

A principios de esta semana la empresa estadounidense Defense Distributed, con sede en Texas, anunciaba el éxito de su proyecto, tras haber conseguido crear la primera pistola de plastico impresa gracias a la tecnología 3D capaz de disparar, a la que llamaron “The Liberator”.

La pistola cuenta con 16 piezas, de las que 15 se fabrican gracias a una impresora en 3D que imprime sus planos en plástico fundido que después se solidifica, creando las diferentes piezas para montar el arma. Solo existe una pieza diferente al resto, de metal, que es el percutor del arma. Desde la compañía explican que esta pieza metálica es suficiente para que la pistola pueda ser detectada en los controles de los aeropuertos o diferentes instituciones

Asimismo, Defense Distributed colgó en Internet los planos del arma y un manual donde mostraba cómo ensamblar la pistola de plástico utilizando una impresora 3D. Y entre el lunes y el miércoles fueron más de 100.000 las personas de todo el mundo que, bien desde la propia página web de la compañía o a través de la página de Mega.co.nz, se descargaron los planos y la explicación sobre cómo montar la pistola en cuestión.

Cabe destacar que de las descargas que se produjeron en los dos primeros días, la mayoría sucedieron desde EEUU, seguidas de España, Brasil, Alemania y Reino Unido.

0

La posibilidad que ofrece Defense Distributed a cualquier persona en el mundo con una impresora 3D de crear una pistola capaz de disparar ha creado gran polémica. El martes, el senador de California, Leland Yee, lanzó la primera alarma, alertando de los peligros que puede contraer “The Liberator” y anunció sus planes de crear una ley que prohibiese el uso de la tecnología 3D para imprimir este tipo de armas, con el fin de “evitar que sea usada con propósitos equivocados que puedan provocar consecuencias potencialmente mortales”.

Ahora, días más tarde, el propio gobierno de los Estados Unidos ha obligado a la empresa Defense Distributed, distribuidora de esta arma, a retirar de la web tanto los planos como los manuales que explican cómo crear estas pistolas de plástico imprimibles.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios