BAQUIA

Por esto podría Facebook pagar 770 millones por Waze

Esta semana hemos escuchado intensos rumores sobre la posible compra de Waze por parte de Facebook, un servicio de navegación móvil basado en la comunidad con un crecimiento espectacular en el mercado de aplicaciones de mapas. Según ha publicado un medio de comunicación israelí, Facebook está en conversaciones con Waze para adquirir la compañía por nada menos que 1.000 millones de dólares, cifra similar a la que pagó por Instagram el año pasado.

Al parecer, Facebook pretende adquirir Waze con el objetivo de mejorar su publicidad en el entorno móvil -punto en el que Facebook cojea desde hace tiempo- con anuncios segmentados localmente y en relación con los hábitos del usuario, según The New York Times.

Además, los mapas se han convertido en los últimos años en una característica crucial para las grandes empresas de tecnología. Gigantes como Google, Apple o Microsoft ya han comenzado hace tiempo a prestar a sus usuarios sus propias aplicaciones de mapas, ya que los usuarios encuentran un mayor atractivo en los smartphones con estas aplicaciones, y las empresas se muestran más interesadas en comprar publicidad para este tipo de servicios basados en la localización.

Waze, con sede en Israel, ya cuenta con más de 40 millones de usuarios a nivel mundial. Su principal diferencia con respecto a otros sistemas de mapas es que se basa principalmente en los datos de GPS y la información en tiempo real de sus usuarios, que contribuyen con información actualizada sobre el tráfico, rutas y hasta dónde comprar gasolina barata. Los usuarios del servicio también suelen compartir sus ubicaciones continuamente, lo que convierte a la aplicación en una mina de oro para Facebook, que desde hace tiempo intenta mejorar en su estrategia de anuncios orientados.

           Waze

Tras la avalancha de comentarios sobre el rumor, Venture Village recupera una entrevista a Uri Levine, presidente de Waze, en 2012. Levine hablaba del notable crecimiento y el éxito de la empresa israelí y su visión global. En Baquía, también fuimos testigos del éxito de la aplicación desde el año pasado.

En aquel momento, según Levine, nadie utilizaba ya los mapas de Google en Tel Aviv, ciudad donde se encuentra la sede de la compañía, ni los mapas de iPhone. “Todo el mundo utiliza Waze”. Desde su lanzamiento en 2009, Waze ha experimentado un notable éxito en la trayectoria de su servicio. En 2012, los usuarios de la aplicación en todo el mundo se duplicaron en seis meses hasta alcanzar los 20 millones.

"Estamos creciendo a un ritmo de alrededor de dos millones de usuarios al mes", aseguraba Levine. "Y lo bueno es que cuantos más usuarios haya, mejor será la calidad del servicio, ya que el éxito de éste se basa en la comunidad".

Efectivamente, el éxito de Waze podría residir en que en lugar de gastar cientos de millones en comprar la cartografía de Google o desarrollar desde cero la navegación, optaron por crear una infraestructura que permite que los propios usuarios proporcionen la información de sus viajes de forma pasiva. Los usuarios transmiten a Waze datos de su entorno, y los miembros más activos de la comunidad son recompensados con premios. De esta manera, Waze registra zonas inexploradas, reportando problemas de tráfico como atascos, controles policiales o focos de accidentes.

No obstante, Waze tuvo que reunir una gran cantidad de capital para llevar a cabo su proyecto, al que se le sumaba la complicación de ir en contra de gigantes como Apple o Google. En sus rondas A y B, la compañía recaudó 37 millones de dólares de inversores estadounidenses e israelíes como Blue Run Ventures, Magma y Vertex VC. Posteriormente, en su ronda C, recaudó 30 millones de dólares gracias a Kleiner Perkins y Horizon Ventures.

"Waze siempre tuvo un enfoque perturbador. Queríamos hacer mapas de una manera que no se había utilizado antes", decía Levine. "Pero si tienes un buen producto, siempre hay dinero". Israel fue el sitio escogido para desarrollar la versión beta. Era perfecto por su pequeño tamaño y su gran densidad de gente y tráfico. Además, cualquiera que haya estado allí puede decir que el tráfico es bastante horrible, razón de más para probar el funcionamiento de su servicio.

Poco a poco se fueron probando nuevos métodos de monetización, como publicidad de tiendas cercanas a la ruta seguida por el usuario o descuentos en gasolineras. “Los usuarios ven este tipo de publicidad como un valor añadido, y al final todo el mundo sale ganando”. Además, para diferenciarse de sus grandes competidores, Waze centra su funcionamiento en aspectos más sociales: ver cuáles de tus amigos están cerca de ti, en que tiendas han comprado o de que descuentos se han beneficiado.

¿Optará finalmente Facebook por adquirir Waze? Y de ser así, ¿conseguirá Facebook superar sus problemas con la publicidad en su versión móvil?


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios