BAQUIA

El viaje a ninguna parte que es luchar contra el showrooming

Showrooming1

Javier Cuervo, Business Developer de BrainSINS

El showrooming consiste en ir a tiendas físicas a ver un artículo y comprarlo después por Internet para pagar menos. Si queréis lo puedo explicar con paños calientes, pero creo que así todos lo entendemos, y también que muchos lo hemos practicado.

Ya hemos comentado la necesidad de innovar en modelo de negocio porque en formas de monetizar las empresas está todo por hacer; hemos planteado las tiendas de bandera (flagship stores) como una oportunidad de negocio, pues las marcas necesitan un lugar donde mostrarse.

Las tiendas son hoy templos para las marcas, son lugares para vivir experiencias, para ser impactados por la imagen, el sonido, los olores, el tacto y el ambiente, en definitiva para crear tribus de fans de la marca.

No es necesario irse al sector del lujo, Zara y Mango lo saben bien y copan los mejores locales de nuestras ciudades, para ellas el online y el offline se refuerzan mutuamente porque son fabricantes y vendedores. Precisamente estas marcas tratan ahora de ver cuánto del tráfico online acaba convirtiendo en el offline, algo en lo que BrainSINS está avanzando ya para incluir en nuestra herramienta analítica.

El Corte Inglés se ha convertido en estos últimos años en una inmobiliaria, pues alquila metros cuadrados a las marcas de lujo que buscan mostrarse en sus centros. No olvidemos que El Corte Inglés tal vez sea una de las empresas más perjudicadas por el fenómeno del showrooming, pero a su vez está ya está comenzando a sacarle partido, y a mi entender podría sacarle mucho más.

He leído en ecommercenews que algunas tiendas físicas empiezan a cobrar por probarse la ropa o el calzado para contrarrestar el fenómeno del showrooming. Lo leo y me viene a la mente "El viaje a ninguna parte" de Fernando Fernán-Gómez, la escena en que los actores de teatro se enfrentaban al cinematógrafo.

0

¿El viaje a ninguna parte que es luchar contra el showrooming?

Cobrar por probarse la ropa en la época del todo gratis es poner puertas al campo. En su lugar las tiendas físicas deberían buscar otros modelos de negocio.

El cambio que vivimos es de los de uno por siglo como máximo, al cambio no le importa lo que tú pienses porque el cambio es, puedes aprovecharlo y disfrutar de él como se surfea una ola en la playa, o puedes intentar tumbar las olas chocándolas pero no conseguirás nada y acabarás reventado.

El crecimiento del ecommerce es imparable. En este gráfico puedes ver que en España el comercio electrónico supone hoy un ridículo 2% del total del comercio, de modo que esto solo acaba de empezar. El fenómeno showrooming que arrasa hoy es solamente la punta del iceberg.

Showrooming2

 


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios