Diseño responsive: también es importante para tu blog

Device-array-1200

Las conexiones a la red desde ordenadores de mesa o portátiles cada vez van cediendo más terreno a dispositivos móviles -smartphones y tabletas-, por lo que adaptarse al diseño responsive es una de los requisitos fundamentales hoy en día para todo aquel que tenga una tienda o una página web. Pero también un blog.

¿En qué consiste el diseño responsive?

El diseño responsive o adaptativo consiste en adaptar el formato de nuestra web o blog a cualquier tipo de dispositivo, de manera que sea visualmente atractivo y eficiente para el usuario independientemente de si accede desde un PC, un smartphone, una tableta o cualquier otro dispositivo.

Según Itech Code, se espera que para 2014 el acceso a Internet a través de dispositivos móviles supere el de los ordenadores fijos, lo que significa que si tienes un blog o una página web, ya es hora de que te pases a un diseño responsive para que los usuarios no noten la diferencia cuando accedan al sitio desde su smartphone.

¿Por qué es importante para tu blog?

 

Hay tres factores fundamentales que hay que tener en cuenta para entender por qué hay que hacer que nuestro blog o página web utilicen este tipo de diseño.

1. SEO

Google asegura que un diseño responsive ayuda a que nuestro espacio en la red sea más fácil de localizar por el buscador, algo lógico ya que muchos usuarios realizan las búsquedas directamente desde el móvil. Y cuando Google lo dice, más vale tomar nota…

Google considera que es importante que los mejores resultados apunten a con un diseño optimizado para los móviles, en los que el usuario puede obtener fácilmente la información que está buscando. Si utilizas un diseño incompatible con smartphones y tablets, entonces Google podría considerar degradar tu sitio por la sencilla razón de que la experiencia desde los navegadores móviles no es buena, lo que podrá significar un desastre para el SEO de tu blog.

Tampoco es buena solución tener una versión HTML de la web y otra adaptada al móvil con la misma URL, aunque sea la que muchas webs y blogs adoptan. Lo mejor es una plantilla responsive que asegure que todos los enlaces e interacciones funcionan bajo la misma URL.

2. Tráfico

Haz la prueba: si tienes cuenta en Google Analytics, consulta cuántos visitantes entran a tu web desde dispositivos móviles. Es posible que te lleves una sorpresa.

A fin de mantener el tráfico o conseguir nuevos visitantes, es esencial que el que llega a nuestra web o blog a través de dispositivos móviles se mantenga, y para ello es necesario que se ofrezca una buena experiencia de usuario; de lo contrario, verás como crece la tasa de rebote entre los muchos lectores que utilizan principalmente sus teléfonos para navegar por Internet.

3. Monetización

Esto es algo relacionado con los dos puntos anteriores, ya que si adoptas este tipo de diseño, mejorarán el SEO y el tráfico a tu sitio, asegurándote de que los banners y enlaces están en su sitio y son fácilmente accesibles, lo que contribuye con su granito de arena en la monetización.

Pero, por encima de los posibles beneficios económicos es fundamental no olvidar que el diseño responsive ante todo está pensado para generar una buena experiencia para nuestros lectores.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios