BAQUIA

Crea tus apps sin saber programar (I): AppsBuilder

Apssbuilder

¿Quiénes son?

AppsBuilder es una empresa de origen italiano, creada en 2010 por dos estudiantes de la Universidad Politécnica de Turín, Daniele Pelleri y Luigi Giglio. La compañía se lanzó oficialmente en abril de 2011, y en octubre de 2012 recibió una inversión de 1,5 millones de euros de Annapurna Ventures y The Net Value.

¿Qué ofrece?

AppsBuilder está pensado para que cualquiera (principalmente pymes y autónomos) pueda diseñar en minutos su propia app nativa sin necesidad de conocimientos de programación. Para eso utiliza plantillas en HTML5 que permiten crear aplicaciones compatibles con iOS, Android, Chrome, BlackBerry y Windows.

La plataforma funciona en la nube, con bajos índices de latencia y actualizaciones en tiempo real. Es posible modificar la app y ver los cambios aplicados al momento; básicamente, el usuario configura el aspecto de su app a partir de las plantillas predefinidas, con una interfaz del tipo "lo que ves es lo que funciona".

AppsBuilder ofrece fundamentalmente dos formas de crear las apps: el usuario puede hacerse cargo del proceso completo, o bien puede contratar a un desarrollador profesional.

En caso de que opte por el “Hazlo tú mismo”, AppsBuilder ofrece una guía paso a paso para crear una app, algo que se puede completar en 10 minutos. Existen dos programas de contratación:

– Básico:

Versiones compatibles de una app
Actualizaciones y descargas ilimitadas
Proceso de presentación
Notificaciones push
Asistencia al cliente

– Avanzado:

Notificaciones push
Monetización de la app
Elimina la marca AppsBuilder
Personaliza el DNS
Mapas nativos

La opcíón Hire a Pro permite contratar a un desarrollador profesional, e incluye:

1 app personalizada para siete sistemas operativosOS
100% diseño personalizado
Interfaz de usuario
Diseñador exclusivo
Asistencia Premium

¿Qué tipo de apps se pueden crear en AppsBuilder? De todo tipo, y dirigidas a toda clase de negocios, e incluso a la promoción de webs y páginas personales. La galería de ejemplos muestra algunas posibilidades, a partir de las cuales se puede combinar y personalizar la app para cualquier negocio o blog.

¿Cuánto cuesta?

Si queremos probar el funcionamiento de AppsBuilder y familiarizarnos con la creación de apps, podemos empezar con el periodo de 30 días de prueba gratuita. Después, los tres planes de contratación cuestan:

– Básico: 15 €/mes en pago anual, o 19 €/mes en pago mensual.

– Avanzado: 39 €/mes en pago anual, o 49 €/mes en pago mensual.

– Hire a Pro: 83 €/mes en pago anual, o 999 € en pago único.

Conclusión

La intención de AppBuilder es convertirse en algo así como “el WordPress de las apps”: multitud de opciones de configuración, intuitivas y fáciles de usar, que además se actualizan automáticamente y en tiempo real, para que crear la aplicación se convierta un proceso no sólo sencillo, sino incluso divertido.

Eso sí, no dejan de ser plantillas, aunque el nivel de personalización que permiten lograr es alto. Pero sin duda es una buena opción para quien quiera disponer de una app multiplataforma y no disponga de grandes dosis de tiempo ni presupuesto para desarrollos.

También son útiles las herramientas pensadas para monetizar las apps, como generadores de códigos QR, los cupones geolocalizados, las suscripciones o la posibilidad de afiliarse a redes de publicad móvil.

Un aspecto a mejorar es la página de soporte y FAQ, que carece del diseño limpio y la facilidad de uso del resto de la web. Además, los contenidos no están disponibles en español.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios