BAQUIA

Apple, Facebook, Google y Amazon: la competición por la sede más cool

"¿Así que Apple está construyendo una súper sede ecológica? ¡Pues yo quiero una más grande y más bonita!" El “culo veo, culo quiero” vuelve a surgir entre los grandes gigantes tecnológicos. Después de que Apple anunciara sus planes de construcción de una nueva sede central de oficinas, apenas han pasado unos meses para que Facebook, Google y Amazon se subieran al carro de las sedes futuristas con sus propios planes de construcción.

La competición por tener la sede corporativa más cool acaba de empezar. La CNBC incluso se ha atrevido a definir el caso como un increíble “complejo de edificio”. Mientras tanto, Reuters se pregunta si alguno de estos edificios se convertirá en candidato a ganar un “Premio Pritzker de Arquitectura a la mayor arrogancia”…

Según Bill Rigby y Alistair Barr, estos edificios fantásticos no son más que “costosos monumentos a la vanidad”, y una pérdida de concentración en el negocio principal de las cuatro compañías.

Ahora ya poco podemos hacer, la “maldición del campus” se ha extendido inevitablemente por todo Silicon Valley. ¿Cuál se convertirá en la sede más chula? 

Sedes gigantes tecnologicos

Existen opiniones bastante dispares sobre el éxito o el fracaso de estas futuras construcciones The Sydney Morning Herald recoge algunas de ellas. Walter Price, director de fondos de inversiónes tecnológicas en el RCM Capital Management, explica que "cuando las empresas se lanzan a construir grandes sedes es cuando, por lo general, su negocio marcha bien y tienen unas perspectivas sólidas y un pico alto en sus acciones." Amazon, Google y Facebook cumplirían este criterio, aunque Apple no ha sido tan bien recibida por los inversores.

También hay quien ya ha bautizado el edificio de Apple como "Estrella de la muerte, ya que al tratarse de un proyecto tan grande y con un periodo de tiempo estimado tan corto, las probabilidades de éxito son bastante dudosas.

Por otro lado, debemos tener en cuenta que a lo largo de la historia han sido varias las empresas que han patinado a causa de sus megalómanos proyectos de construcción de sedes. AOL-Time Warner comenzó a construir el Time Warner Center al borde del Central Park de Nueva York, formado por dos imponentes rascacielos de cristal, justo cuando la burbuja tecnologica explotó en el año 2000, destruyendo por completo el valor de la empresa-

Tiempo antes, a principios de 1990, Borland Software, la segunda mayor compañía de software independiente en aquella época, gastó más de 100 millones de dólares en construir sus nuevas oficinas al sur de Silicon Valley, que contaban con estanques, pistas de tenis y una piscina. En 2008 la empresa ya había sido golpeada duramente por Microsoft, y su valor era incluso menor que el coste de la construcción de aquel campus.

A pesar de estas historias con moraleja, muchos opinan que esta nueva generación de empresas de alta tecnología son lo suficientemente inteligentes como para construir sus propios edificios de manera sensata y calculada, y las construcciones generarán beneficios en la productividad, la eficiencia energética a largo plazo, la imagen de marca o la cultura empresarial.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios