BAQUIA

Primeras semanas con Nokia Lumia 820

No es ningún secreto que mi primera experiencia con un Windows Phone (vía Nokia Lumia 920) fue muy satisfactoria. Por eso, cuando me propusieron probar el recién estrenado Lumia 820, aunque se trate de un modelo inferior, no lo dudé ni un momento.

Wp_ss_20130606_0002En este modelo, Nokia ha reducido el tamaño y peso, aunque manteniendo un atractivo diseño. No incluye de serie la carga inalámbrica, aunque afortunadamente me prestaron también una carcasa que le confiere tal característica Y es que, una vez que has probado lo de cargar el móvil sin tener que usar cables, es muy difícil renunciar a ello.

Este modelo es considerablemente más barato que el Lumia 920, y claro, en alguna parte tenía que estar la diferencia: para empezar la capacidad de almacenamiento es de 8 GB, que sinceramente, llegan a quedarse un poco cortos (por suerte hay opción de ampliarlo con una tarjeta microSD). Pero no es la única diferencia: hemos perdido un poquito de pantalla (es de 4,3”) aunque no resulta para nada pequeña. El resto de diferencias no me están resultando muy reseñables a excepción de la duración de la batería, algo más ajustada que la de su hermano mayor.

La principal ventaja al probar este móvil ha sido que como ya estuve “aprendiendo” con el anterior Windows Phone, todo ha sido mucho más rápido y fluido para tenerlo en marcha. He de decir, que intenté restaurar la copia de seguridad en la nube, una aplicación que incluye de serie y que una vez configurada realiza automáticamente copias de seguridad asociada a tu cuenta de Microsoft. Sólo que a pesar de estar pendiente al comenzar a usar el nuevo terminal, éste no me hizo la pregunta de si quería restaurar ni una sola vez, y al completar el primer arranque e ir al menú de copia de seguridad para restaurarla, ya estaba recopilando datos de este nuevo terminal, con lo que no me sirivió de nada. Más tarde, en el servicio de ayuda, confirmé que la restauración hay que hacerla lo primero de todo, nada más encender el móvil, así que tal vez para la próxima vez.

Pasando a la parte práctica, a este móvil le estoy dando bastante más uso que al anterior, ya que desde un primer momento he querido probar determinadas apps o funciones que no llegué a explorar anteriormente.

La parte multimedia sigue siendo uno de los fuertes de Nokia. Con su óptica Carl Zeiss de 8 Mpx los vídeos y fotos tienen una calidad suprema, la cámara responde muy rápido y gracias a la sincronización con Skydrive, todo en la nube (y en tu PC) sin que tengas que hacer nada. Aunque insisto en el gran fallo que supone no contar con radio (algo que los Nokia traían desde hace muchísimos años), ni con una aplicación nativa para podcasts.

También he aprovechado para usar más la versión de Office incluida, que (aunque sigo pensando que ofrece muy poca funcionalidad en comparación con apps de Android como QuickOffice, Polaris Office o KingSoft Office) me ha resultado muy útil: por primera vez he probado a escribir directamente en el móvil al asistir a eventos, y al llegar a la oficina ya tenía en mi nube un fichero Docx casi listo para publicar. La función de predicción que incluye el teclado es muy útil, funciona realmente bien, aunque misteriosamente hay palabras (incluso nombres propios tan nuestros como “María”) que no reconoce. La versión de Excell también me ha resultado cómoda; sin embargo, la de Powerpoint es más un mero visor que otra cosa.

La navegación por internet, me sigue pareciendo de las más cómodas, la versión de Internet Explorer funciona muy bien, incluyendo la gestión de las pestañas. El correo y las apps de navegación (GPS) también son destacables.

Me ha gustado mucho el “Rincón infantil”: es la primera vez que he podido dejar el móvil a mis sobrinos para que vieran fotos, vídeos o jugaran sin temor a que borraran algo, tras una configuración de una sola pantalla en la que apenas empleas unos segundos. ¡Bravo por la iniciativa!

Wp_ss_20130606_0001Wp_ss_20130606_0003

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Hasta aquí todo parece muy bonito, aunque como es de esperar en un análisis, también hay que sacarle “peros” al teléfono, porque tenerlos los tiene, y me parecen bastante llamativos.

Para empezar, la función de seleccionar texto resulta muy incómoda. No puedes “seleccionar todo”, ni desplazar el texto para continuar la selección, por lo que en bastantes ocasiones, me ha tocado ir copiando y pegando textos por partes.

Otra cosa que no me acaba de gustar es el botón de buscar (una lupa) en la parte inferior de la pantalla, siempre te lleva a Bing, que aunque funcione bien, en muchas ocasiones lo que quiero es buscar en Twitter, Facebook, el documento abierto… Al final siempre te abre Bing y tienes que volver a la app que estabas usando, y desde ahí “buscar” cómo buscar.

La otra gran pega que le veo, radica en la calidad de las aplicaciones disponibles, y no me refiero a que App Store o Google Play cuenten con muchas más, sino a que las propias apps oficiales de WhatsApp o Twitter (por mencionar algunas) son un auténtico desastre.

Con Twitter no he conseguido compartir ni una sola foto a la primera y muchas veces fallan los tuits, aunque luego te los publica por duplicado…y teniendo tope de cobertura o incluso utilizando Wifi. Respecto a WhatsApp, no puedes guardar los vídeos que recibes ¡en ninguna parte! Además, todos los mensajes de las conversaciones se muestran en el mismo tono de azul y también usa el mismo color para todos los participantes, cosa que en los grupos es muy confuso.

Para ser justos, las apps de Facebook (creo que es la versión móvil que más me ha gustado), Skype o Line funcionan muy bien.

En definitiva, nos encontramos con un móvil muy completo, que cuenta con un sistema operativo rápido y vistoso, con un claro punto débil que son las apps.

Por suerte, tanto Microsoft como Nokia y otros fabricantes son conscientes de esa limitación, y están poniendo en práctica bastantes iniciativas para atraer desarrolladores e incrementar así el número y calidad de sus aplicaciones. 


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios