BQ Aquaris: buen smartphone, mejor calidad / precio

El fabricante español BQ era hasta ahora conocido por sus e-books y tabletas. Pero hace unos meses decidió adentrarse en los smartphones con su primer dispositivo con marca propia, Aquaris (no confundir con la bebida reconstituyente).

La idea tras este aparato es acercar las prestaciones de un teléfono de gama media (o siendo generosos, media-alta) a un público amplio, apostando por un precio de lo más competitivo: 180 euros. Y podemos decir que BQ, con algún que otro “pero”, ha conseguido lo que se proponía.

Empecemos por la carcasa: totalmente blanca, con tres botones -Inicio, Atrás, Menú- en la parte inferior. El plástico no es el material más elegante ni el más cómodo al tacto, y probablemente sea uno de los pocos elementos del teléfono que “dan la sensación de barato”… por algún sitio había que recortar costes.

Bq aquaris

En cuanto a la pantalla, es multitáctil de 4.5 pulgadas, ofrece un ángulo de visión de 180 grados, con resolución 540 x 960 y 240 ppi. Es decir, no es HD, pero permite jugar o navegar con buena calidad; apenas se notará la diferencia con teléfonos de mayor resolución, salvo para juegos, vídeos o fotos en alta calidad.

Recordando siempre la gama de precios en la que nos movemos, el hardware cumple en general: procesador dual a 1 Ghz (quizá lo más flojo), unos muy agradecibles 36 GBs de memoria de serie (4 GB eMMC, más 32 GB en tarjeta micro-SD), batería de 1.600 mAh (suficiente para aguantar un día entero si el uso no es demasiado intensivo) y doble tarjeta SIM.

Respecto a la cámara, aunque incorpore una principal de 8 MP y otra frontal VGA, es uno de los puntos donde el Aquaris flojea, ya que es algo lenta y se echan de menos opciones de software. En cualquier caso, una vez más, no se puede decir que falle, sino que -como mínimo- cumple.

¿Y qué hay del software? El Aquaris funciona con Android 4.0 ICS (promete próxima actualización a Android 4.1 Jelly Bean), con un sistema operativo muy limpio que hace que el teléfono funcione con mucha fluidez. Además, se agradecen algunos añadidos, como la barra multiusos superior, que da acceso rápido a múltiples opciones de configuración y manejo.

Como extras, desde la propia web de BQ se ofrece la opción de resetear el teléfono con un hard reset del firmware, e incluso se pueden encontrar foros y tutoriales para rootear el teléfono o añadir funcionalidades extra.

En conclusión, un teléfono muy recomendable: el BQ Aquaris es un smartphone libre (con doble SIM), con prestaciones y rendimiento capaces de plantar cara a terminales mucho más caros. Y si no nos convence, sólo habremos “perdido” 180 euros, sin necesidad de cuotas ni largos contratos de permanencia.

Valoración: 7,5 / 10


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios