BBVA Game: la gamificación también es posible en el sector financiero

Los avances tecnológicos, la capacidad de conectar con las personas y la virtualización de los juegos están contribuyendo cada vez más a la aplicación de la gamificación en diferentes sectores. En Baquía ya hemos hablado en ocasiones sobre la aplicación de esta tendencia en campos como el e-learning o el e-commerce. Pero, ¿cómo podría aplicarse la gamificación al sector financiero?

Aunque unir dos conceptos tan dispares como la banca y el juego pueda parecer algo paradójico, la aplicación de la gamificación en este sector podría aportar grandes beneficios. Si hay algo claro es que la gamificación favorece la participación y la interacción de los usuarios, pero también favorece la fidelización del cliente. El Gamification Open Day de Anagam (Asociación Nacional de Gamification y Marketing Digital), celebrado hoy en la sede de Redbility, ha sido el marco de la presentación de un caso práctico de aplicación de la gamificación a una entidad financiera: BBVA Game.

El proyecto BBVA Game, considerado el proyecto español de gamificación con mayor reconocimiento internacional hasta la fecha, ha contado con el apoyo de Redbility desde su nacimiento. El Gamification Open Day ha reunido a Antonio Gutierrez, CEO de Redbility, y Bernardo Crespo, Director de Marketing Digital de BBVA, para contarnos el "Making Of" y los secretos de esta iniciativa, que ha sido capaz de dar un vuelco en las relaciones de BBVA con sus clientes generando mucho más que engagement, y que seguro servirá de ejemplo para muchos otros proyectos.

     Anagam

Tras una breve presentación de la asociación Anagam de la mano de su presidente Juan Carlos Lozano, Antonio Gutierrez comenzó su aportación narrando los inicios del proyecto. “Cuando BBVA nos presentó el proyecto nos enfrentamos a un gran reto, no sabíamos qué era eso de la gamificación. Lo primero que hicimos fue consultar el concepto en la RAE, y a raíz de ahí comenzamos a pensar sobre su significado”, ha confesado Antonio.

“Yo no soy jugador, me aburren los juegos de ordenador, pero me impresiona mucho cómo el juego mueve a las masas”, explicaba Antonio poniendo como ejemplo la gran repercusión de los mundiales de fútbol. “La gente es capaz de hacer cosas exageradas por el juego”.

Antonio pasó el relevo a Bernardo Crespo, quien explicó el nacimiento y la evolución del proyecto desde el punto de vista del propio banco. Todo comenzó hace dos años, en el Gamification Summit de 2011, donde el equipo de Marketing Digital de BBVA quedó prendado de las posibilidades de esta tendencia. “Sé que formo parte de una empresa donde las finanzas y los números están por encima de todo”, confiesa Bernardo. “Pero nos dimos cuenta de que el juego puede modificar el comportamiento, y de que podíamos desarrollar algo así en BBVA”.

Que lo que menos quiere un banco es jugar con dinero es algo obvio, pero desde BBVA se dieron cuenta de que era posible incorporar la gamificación en su estrategia digital sin necesidad de ello. Con el paso del tiempo, “todo el que entraba en contacto con este proyecto notaba que había algo muy potente detrás”, y aunque pasaron meses hasta conseguir definir la mecánica del proyecto, una vez finalizado no tardaron en llegar los éxitos esperados.

El proyecto vio la luz el 25 de junio de 2012, con el objetivo de promover la utilización de su canal online de una manera entretenida, conectando el comportamiento de los usuarios en la web de BBVA con el juego, llegando incluso a estimular la competición entre los usuarios. La mecánica de BBVA Game es sencilla: los usuarios acceden a un microsite a través de su cuenta privada y comienzan un juego basado en una serie de retos que deben cumplir para obtener puntos que posteriormente podrán canjear por premios.

                 0

El proyecto fue recibido con gran aceptación por parte de los usuarios, hasta tal punto que muchos de ellos llegaron a superar todos los retos en poco tiempo. Esto desembocó en una etapa de crisis, una especie de “game over” del juego que fue resuelta rápidamente gracias a los propios usuarios, que colaboraron a través de encuestas para mejorar el servicio. “Los usuarios sacaron el niño que llevan dentro, recibimos muchísimos emails con todo tipo de proyectos disparatados para mejorar la experiencia de juego en BBVA”. Finalmente, se llevaron a cabo mejoras como la segmentación, y se añadieron retos para los propios empleados de la compañía.

Actualmente, BBVA Game ya cuenta con más de 130.000 usuarios y casi ha alcanzado las 600.000 visualizaciones de videos, todo ello sin haber invertido ni un solo euro en publicidad en medios exernos. Por el momento, BBVA ha conseguido que los usuarios del servicio vinculen la etiqueta de entidad financiera con el disfrute. Sin ir más lejos, los usuarios publican abiertamente en las redes sociales sus logros en BBVA Game, perdiendo el miedo a reconocer cuál es su banco.

¿Crees en los beneficios de la aplicación de la gamificación en el sector financiero? ¿Qué otros sectores podrían verse beneficiados?


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios