BAQUIA

Crowdfunding y crowdlending para empresas: ventajas e inconvenientes para los inversores

En el artículo anterior explicamos en qué consiste el crowdfunding para empresas y sus distintas modalidades. Con este post iniciamos una serie de artículos que analizarán las ventajas e inconvenientes de cada tipo de crowdfunding. Este se centra en los inversores, en el próximo lo analizaremos desde el punto de vista de las empresas.

Como característica general, sea en forma de capital o en forma de préstamo, el inversor asume el riesgo y, en última instancia, puede perder la totalidad de la inversión.

El siguiente cuadro las resume las principales diferencias para el inversor en función del tipo de inversión: capital (crowdfunding) y préstamo (crowdlending).

Tablacrowd1

A continuación analizamos las diferencias derivadas del hecho de facilitar este tipo de inversiones a través de plataformas online.

Tavlacrowd2

Como se puede observar, la gran aportación de las plataformas de crowdfunding en forma de capital es la estandarización total de las operaciones (p.ej. modelos de contratos) y el aumento de la facilidad para diversificar las inversiones (y que inversores con menos patrimonio puedan invertir).

Sin embargo, el hecho de que la valoración de los proyectos venga totalmente prefijada y que la plataforma sea la responsable del seguimiento de la evolución de la empresa hace indispensable una confianza total en la capacidad de los gestores de la plataforma. Hasta el momento, las plataformas no han conseguido ofrecer más liquidez que en sus versiones offline.

En el caso de la inversión en forma de préstamo (crowdlending), las plataformas incorporan a menudo un mecanismo de subasta (habitual en las subastas de deuda pública, pero no en las emisiones de deuda corporativa) que permite una mayor poder de decisión por parte del inversor. Además, las cantidades mínimas pueden ser exageradamente pequeñas (permitiendo una gran diversificación) y es mucho más sencillo automatizar la inversión de acuerdo a las preferencias del inversor (p.ej. plazo de amortización, inversión mínima, sector, área geográfica, nivel de garantías, etc.).

En el caso del crowdlending es también mucho más sencillo crear un mercado secundario que dé a los inversores un mecanismo de liquidez por ahora sólo existente para la deuda pública o la deuda de las grandes empresas.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios