BAQUIA

En 2014 se gastarán 150.000 millones de dólares en construir centros de datos

Sin datos no hay información, sin información no habría Internet, sin Internet no habría Google… Cuando Google presentó su informe de resultados en abril de 2004, antes de su salida a bolsa, los inversores no sólo se dieron cuenta de lo rentable que era la empresa, sino también de que había invertido cientos de millones de dólares en una red mundial de servidores.

Ya en aquel momento, Google se había convertido en el tercer fabricante de servidores más grande de EEUU, e incluso estaba fabricando por sí misma las piezas de repuesto.

Google-datacenter-tech-05-1350479469

A día de hoy, Google invierte alrededor de 1.600 millones de dólares cada trimestre en sus centros de datos, según muestran los datos de sus informes de abril, mayo y junio. En total, podríamos decir que el gasto anual de Google en servidores (utilizados por la compañía para indexar webs, responder a las búsquedas, gestionar el correo electrónico, almacenar fotografías, y proporcionar mapas y fotos de Google Maps y Street View, entre otras cosas) es de unos 4.000 millones de dólares al año.

Google, claro, no es la única compañía que destina grandes dosis de capital a sus servidores. A nivel mundial, la inversión en centros de datos alcanzará este año los 143.000 millones de dólares, según las previsiones de la consultora Gartner. Y el próximo año se alcanzarán los 149.000 millones, continuando con un crecimiento lento pero constante.

Pero, ¿cuál es la causa de este gran crecimiento? Se debe principalmente al impulso del Big Data. Las empresas tienen que hacer frente a un creciente flujo de información. Esto, sumado a la tendencia del cloud computing, ha hecho que cada vez sea más imprescindible poder acceder a estos datos desde cualquier lugar con una conexión a Internet.

Por supuesto, el Big Data implica grandes costes que cada vez más empresas están dispuestas a asumir. Es el caso de grandes compañías como Apple, que el año pasado gastó varios miles de millones de dólares en construir su tercer centro de datos en Malden, Carolina del Norte.

Otras grandes compañías como Facebook, la operadora AT&T y la empresa de servicios Wipro también han invertido algunos millones en construir sus centros de datos en Carolina del Norte, atraídos por la electricidad barata y la cantidad de espacio rural disponible.

Sin embargo, a pesar de que estos centros de datos son controlados de forma remota, muchas empresas saben que los clientes de sus data centres necesitan poder mover sus datos rápidamente, lo que significa que es importante construir centros de datos más cercanos a ellos. Es el caso de Google, que invirtió unos 75 millones de euros en construir un centro de datos en Dublín.

A pesar de todo, la construcción de nuevos centros de datos continúa siendo una lucha constante entre el acceso al espacio y la rapidez de conexión.

Vía The Guardian


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios